Aprobado el tratado comercial entre la Unión Europea y Japón pese a la oposición sindical y social

A pesar del rechazo por parte de sindicatos, organizaciones sociales y ecologistas, el tratado comercial entre Japón y la Unión Europea (JEFTA) ha sido aprobado por el Parlamento Europeo y entrará en vigor el próximo mes de febrero, sin pasar por la ratificación de los parlamentos nacionales.

Miles de personas participaron en la acción online de la campaña estatal “No a los Tratados de Comercio e Inversión”, de la que USO forma parte, pidiendo a los representantes en el Parlamento Europeo que no votaran a favor del peligroso tratado comercial entre la UE y Japón conocido como JEFTA.

Desde USO denunciamos la falta de participación y de información para la toma de decisiones de asuntos tan relevantes como los tratados de comercio e inversión. Los resultados de las negociaciones no han sido objeto de una evaluación de impacto, algo que es obligatorio según las propias políticas de la Comisión Europea, y tampoco se ha realizado un análisis cuidadoso y exhaustivo por parte del Parlamento Europeo.

Al igual que otros acuerdos comerciales recientes, el JEFTA ha sido negociado por funcionarios de la Comisión Europea en secreto y sin transparencia durante cuatro años. Incluso se puede decir que ha habido más opacidad que durante las negociaciones del TTIP.

Organizaciones ambientalistas han advertido del impacto que este tratado supondrá para la defensa del planeta, en concreto en la destrucción de los bosques o en el aumento de la caza ilegal de ballenas. Por su parte, tanto la Confederación Europea de Sindicatos (CES), como la Federación Sindical Europea de los Servicios Públicos (EPSU) han alertado de que el tratado no presenta garantías para los trabajadores y trabajadoras, pero si aumentaba la influencia de los lobbies corporativos sobre nuestras Leyes.

La campaña “No a los Tratados de Comercio e Inversión” llamará a la movilización en el 2019 para garantizar un cambio en las políticas de comercio de la Unión Europea en el marco de las elecciones europeas. Se pretende que el próximo Parlamento Europeo, elegido en el mes de mayo, tenga la voluntad de cancelar estos tratados comerciales y poner en marcha una política alternativa. La plataforma estatal contra los tratados denunciará a aquellos miembros del Parlamento Europeo y grupos políticos que votaron a favor del CETA o del JEFTA para que no sean reelegidos.

Es muy preocupante la ceguera con la que nos dirigen quienes han aprobado este tratado, sin siquiera pedir una evaluación de riesgos o consultar a las organizaciones sociales, ambientales y sindicales, que entienden el contenido y los impactos del tratado.