Contra la aprobación de los tratados de comercio e inversiones entre la UE y Singapur

Las organizaciones europeas que forman parte de la campaña “Derechos para las personas, obligaciones para las multinacionales”, entre ellas USO, han expresado su decepción por la reciente aprobación en el Parlamento Europeo de los tratados de comercio y de inversiones entre la Unión Europea y Singapur (EUSIPA). El resultado de la votación ha sido de 436 votos a favor y 203 votos en contra.

El acuerdo adoptado resulta controvertido ya que incluye un mecanismo inaceptable de resolución de controversias entre los inversores y los Estados denominado ISDS (del inglés “Investor-State Dispute Settlement”). Se trata de un sistema privado de arbitraje que permite a las multinacionales beneficiarse de una instancia a la medida para demandar a los gobiernos por leyes o regulaciones que vayan en contra de sus beneficios privados.

Numerosos casos previos demuestran cómo estos mecanismos se han utilizado para detener una regulación ambiental, para eliminar derechos a los trabajadores y trabajadoras, o para recibir indemnizaciones por haberse mejorado los estándares de calidad en los productos que consumimos.

Una alianza de más de 200 sindicatos, ONGs, organizaciones profesionales y movimientos sociales han movilizado a más de 500.000 ciudadanos europeos en menos de un mes para firmar una petición que rechaza el ISDS en todas sus formas, y que en cambio pide un instrumento internacional vinculante, así como leyes nacionales, que obliguen a las empresas transnacionales a cumplir con los Derechos Humanos.

Para los organizadores de la campaña, “los eurodiputados han cometido un grave error aprobando un acuerdo que revive la peor parte del TTIP, es decir, los mecanismos de protección de inversiones”. Además, “los miembros del Parlamento Europeo que han votado a favor del acuerdo han dado credibilidad a que éste será un nuevo sistema. Pero no es así. Aparte de alguna mejora relacionada con los procedimientos, sigue siendo el ISDS maquillado. Es preocupante la falta de pensamiento crítico por parte de algunos partidos supuestamente progresistas, como el PSOE, quienes han votado junto con el PP y Cs a favor de este tratado al igual que hicieron con el Tratado de Japón en diciembre de 2018. Sin embargo, este acuerdo es aún más peligroso que el CETA o el tratado con Japón. Entre otras cosas, mantiene la cláusula legal de ‘expectativas legítimas’, a través de la cual, muchos inversores han demandado a otros gobiernos aludiendo que las regulaciones medioambientales y de salud pública van en contra de sus beneficios económico de las inversiones presentes o futuras”, han asegurado.

La implicación que tiene la aprobación de este acuerdo podría ser muy grave para los gobiernos de la UE porque debilita su derecho a legislar. El ISDS se ha utilizado para demandar a los gobiernos simplemente por legislar.

No es demasiado tarde para cambiar de rumbo. Detener el EUSIPA y el resurgimiento del fallido sistema ISDS. Ahora la competencia está en manos de los parlamentos nacionales, quienes deben ratificarlo. Desde USO pediremos su rechazo por nuestras Cortes Generales y la puesta en marcha de una política de comercio e inversión alternativa.

Si quieres apoyar la campaña entra en www.noalttip.org/stopisds