El reparto del gasto en maternidad y paternidad, aún lejos de la igualdad

Según los últimos datos publicados  por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, el gasto en prestaciones de maternidad y paternidad que cierran el año 2018 alcanza la de cifra total de 1.924.574.590,98 euros, lo que supone un aumento de 0,29% respecto de 2017.

La maternidad representa el 77% del gasto total, quedando la paternidad con el 23% del gasto, cifra que mejora el equilibrio entre ambas situaciones, pero que necesita seguir mejorando.

Si analizamos la cifra desde 2006 hasta hoy, el reparto del gasto sigue muy distante, de los 24.229.524.098,65 euros que se han destinado a cubrir las prestaciones de maternidad y paternidad, el 12% corresponde a la paternidad y el 88% a la maternidad, por lo que estamos lejos de cifras de equilibrio. Habría que poner el dato en relación a la cifra, cada vez mayor, de familias uniparentales, en su mayoría de mujeres, aun así las cifras siendo teniendo en el cuidado rostro de madre.
Mientras que la prestación por maternidad ha disminuido en cuanto al gasto generado, en 2018 alcanzó los 1.475.867.887,92 € lo que supone un descenso en el gasto de casi 3 puntos (-2,85%) respecto del año anterior, la prestación por paternidad, debido al aumento a 5 semanas del mismo ha supuesto total de 448.706.703,06 €, que representa un aumento de 12 puntos respecto al año anterior.

El número de procesos de maternidad durante 2018 ha sido 268.328, de los cuales 263.398 fueron percibidos por la madre y 4.930 por el padre. Si comparamos la cifra con el mismo periodo de 2017 vemos que los procesos de maternidad en total han disminuido en casi 6 puntos (5,82%) en total, con una disminución del 5,86% en los percibidos por la madre y un 4,04% de disminución en los percibidos por el padre.

El número de procesos de paternidad ha sido de 255.531 en 2018, lo que supone un descenso en los procesos de paternidad de un 3,44%, entre enero y septiembre de 2017 la cifra fue de 6.820 procesos más de paternidad.

Desde USO, seguimos demandando permisos de maternidad y paternidad iguales, intransferibles y pagados al 100% tal y como establece la PPiiNA (Plataforma de Permisos igualitarios e intransferibles de nacimiento y adopción). En el momento en que tener hijos/as o estar en disposición de tenerlos, sobre todo por la edad, afecte de la misma forma tanto a hombres como a mujeres, empezaremos a tener una sociedad más igualitaria. Además, esto daría la posibilidad a la mujer, de incorporarse tras la baja por maternidad en igualdad de condiciones que los hombres tras la paternidad, aumentando así la corresponsabilidad entre ellos y eliminando el papel de cuidadora asociado culturalmente a la mujer en nuestro país.