FEUSO reclama medidas para solucionar el problema de la climatización de los centros escolares

La Federación de Enseñanza de USO considera inaceptables las condiciones ambientales en las que se desarrolla la jornada escolar con temperaturas que superan los 27 grados a la sombra transformando muchísimos centros escolares en auténticas saunas. Desde FEUSO exigimos a las Administraciones que se adopten medidas urgentes para paliar los efectos de las olas de calor en los centros escolares durante los meses de verano, considerando que es un fenómeno cada vez más frecuente. En concreto, FEUSO pide a las Administraciones que en estos días de especial ola de calor se suspendan las clases a partir de las 12 horas del mediodía.

El Real Decreto 486/1997, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud que deben cumplir los lugares de trabajo, recoge que la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios (como las escuelas) “estará comprendida entre 17°C y 27°C”. Según las indicaciones del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, para respetar estos criterios, en verano, al usarse ropa ligera, los parámetros se sitúan entre 23°C y 27°C. Las altas temperaturas de estos días están superando con creces estas cantidades, afectando negativamente a la salud y el rendimiento tanto de los escolares como de los trabajadores de la enseñanza.

FEUSO lamenta la falta de previsión de las Administraciones para afrontar este problema, que aparece cada año al comienzo y al final del curso, y que se agrava con los calendarios escolares de muchas comunidades que contemplan iniciar la actividad docente cada vez antes.

Asimismo, considera inaceptable la falta de una estrategia que contemple las inversiones necesarias a medio y largo plazo para dar una solución definitiva a este problema en todos los centros sostenidos con fondos públicos para afrontar la mejora y adaptación de las infraestructuras que sean necesarias en los edificios escolares. Por ello, FEUSO solicita la intervención urgente del Ministerio de Educación para que estudie y dinamice con las demás Administraciones, a través de las futuras leyes de PGE, un plan de choque en la Conferencia Sectorial para afrontar este problema cada vez más acuciante recogiendo nuestra insistente demanda del incremento de la inversión en educación.

FEUSO promoverá las actuaciones que considere necesarias para salvaguardar que el trabajo docente y el proceso educativo se desarrolle en las condiciones de seguridad y salud dignas para los trabajadores y el alumnado.