FS-USO denuncia deficiencias en el transporte sanitario de Guadalajara

La Federación de Servicios de la USO y USO Guadalajara, a través de sus trabajadores en el Servicio Público de Transporte Sanitario Terrestre en Castilla-La Mancha, quieren denunciar los incumplimientos sistemáticos que la empresa adjudicataria, la UTE Servicios Sociosanitarios S.L. y Digamar Servicios S.L. –en adelante, SSG-, viene realizando en la provincia de Guadalajara desde que se hizo con el contrato en octubre de 2017.

Por destacar algunas de las faltas más graves en las que SSG incurre, incidimos en el peligro para los trabajadores y usuarios que suponen los importantes desperfectos mecánicos que padecen los vehículos. Por poner un ejemplo, en la última semana de enero tres ambulancias de programado tuvieron que ser retiradas por la grúa debido a esos problemas mecánicos, con la consiguiente pérdida de servicios prestados y dejando en la estacada a pacientes que debían asistir o regresar de sus sesiones de diálisis, quimioterapia, rehabilitación y consultas en general.

Este hecho, que puede considerarse el más relevante, por desgracia no es la única deficiencia que presenta el servicio: hay ambulancias sin calefacción y otras sin rampas ni anclajes, contraviniendo de forma explícita el punto 3.1.2. del pliego de condiciones. Otro incumplimiento concreto en el que incurre SSG es en el punto 4.2.1.1. del mencionado pliego. En él, se obliga a la empresa adjudicataria a aportar un número mínimo de ambulancias de reserva. La empresa, sin embargo, no cuenta con ninguna.

En cuanto a la higiene y mantenimiento de los vehículos, que se recoge en el punto 4.2.1.2., queremos denunciar el riesgo contra la salud laboral que está provocando SSG, ya que no les aporta a los trabajadores ni los medios para la desinfección de unos vehículos de uso tan sensible ni para su mantenimiento, exponiendo a los usuarios a un riesgo sanitario, agravado por las propias condiciones de salud en la que utilizan una ambulancia.

Desde la USO denunciamos que en algunos casos los propios trabajadores, para evitar tales peligros, han llegado a pagar de sus bolsillos material de limpieza. Ahondando en esta falta de medidas de prevención de la salud, los trabajadores no cuentan con los respectivos Equipos de Protección Individual que prevé la normativa, y catorce vehículos no han pasado la respectiva Inspección Técnica Sanitaria. USO quiere denunciar que, a pesar de que el comité de empresa conoce todas estas deficiencias, no ha tomado las medidas oportunas para atajarlas.

SSG también incumple lo dispuesto en cuanto a bases físicas de vehículos, así como la flagrante falta de personal o una contratación que podría ser constitutiva de fraude a la Seguridad Social: con trabajadores en prácticas y reducciones del 30% en los salarios. En el plano laboral, estamos a la espera de que la Inspección de Trabajo se pronuncie sobre las denuncias por estar cotizando por debajo de las tablas salariales por las trabajadoras de baja por embarazo de riesgo, en una clara discriminación de género.

Por todo ello, Pedro Ríos, secretario general de la Federación de Servicios de USO, insta “a que la Administración castellano-manchega haga una inspección técnica exhaustiva del servicio de ambulancias de Guadalajara y que recabe la información necesaria para exigir el cumplimiento de los derechos laborales y salariales de la plantilla. Plantilla sin cuya buena voluntad un servicio de vital importancia no estaría funcionando, como quedó patente el mismo día en que esta empresa relevó a la anterior, pues la mayoría de las ambulancias no llegaron a tiempo a sus bases o lo hicieron sin el material necesario”.