La USO alerta de que se evidencia la debilidad del mercado laboral

El paro vuelve a subir en enero (63.747 personas, 1,87%) y además lo ha hecho a niveles mayores que en el mismo mes de los dos últimos años, lo que se suma a la desaceleración en la creación de empleo de meses anteriores.

Desde la USO, alertamos de que los datos de los últimos meses son “preocupantes, ya que no solo empezamos a ver cifras totales en negativo, sino que disminuye significativamente también el número de ocupados a tiempo completo e indefinidos, aumentando los que lo hacen a tiempo parcial con contratos temporales; es decir, un cambio de escenario que plantea un futuro mercado laboral más precarizado cada día”, arremete el secretario general de la USO, Joaquín Pérez. Se incrementa también el número de contratos formalizados respecto a ejercicios anteriores, evidenciando que cada vez hay más concatenación de contratos, incluso de duración y jornada ridículas.

“Sin estabilidad en el empleo y salarios dignos, no habrá verdadera recuperación; asistiremos crónicamente a un vaivén de datos numéricos positivos y negativos eterno”, afirma Pérez. En esa línea, desde USO se recuerda que el 2017 cerró con un incremento del PIB del 3,1%, los salarios subieron un 1,4%, las pensiones un 0,25% y la inflación quedó en el 2%, “una verdadera esquizofrenia donde una cacareada recuperación económica no llega a la mayoría de la ciudadanía”, continúa Joaquín Pérez.

Desde USO, se ha recordado además que las 200 grandes fortunas, dueñas de las mayores empresas del país, han aumentado su riqueza en 10.000 millones, con cifras récord de productividad, a costa de pagar unos salarios bajos, con contrataciones precarias bonificadas, contratos temporales injustificados, etc. En este sentido, USO ha valorado la labor que se ha desarrollado en los últimos años desde la Inspección de Trabajo, que en los últimos cinco años detectó más de 500.000 empleos irregulares, junto a la conversión en indefinidos de casi 350.000 empleos indebidamente temporales. “Buen trabajo, pero se puede y se debe hacer mucho más, se debe dotar a la Inspección de Trabajo de más medios humanos para poder realizar su labor de manera ágil y efectiva”, defiende el secretario general de la USO.

La USO alerta, asimismo, de la llamativa bajada de cotizantes a la Seguridad Social, el triple que la subida del desempleo (178.170 afiliados menos con respecto a diciembre), así como la gran brecha de género en el desempleo en la que hay dos millones de mujeres frente a menos de un millón y medio de hombres, a pesar de que la tasa de actividad entre las mujeres sigue siendo menor que entre los hombres.

Por último, desde USO se siguen viendo con especial preocupación los datos respecto a la cobertura por desempleo, “ponen de manifiesto que 4 de cada 10 desempleados españoles no tienen prestaciones, con 1,2 millones de hogares con todos sus miembros en paro y el consiguiente riesgo de pobreza extrema y exclusión social”, concluye Joaquín Pérez.

Nota de prensa USO-Valoración paro enero 2018