Los trabajadores de Torrespaña, amenazados por enfermedades e infecciones debido a la calidad del aire

Un estudio encargado por la dirección de Radiotelevisión Española para evaluar la calidad del aire a la empresa francesa SGS (Société Générale de Surveillance, Sociedad General de Vigilancia) alerta de la alta humedad relativa del aire del interior del edificio de Torrespaña. Una humedad contra la que, reconocen las conclusiones del propio informe, no se puede luchar porque Torrespaña carece de un sistema de humectación en la climatización.

José Carlos López, secretario general de la Sección Sindical de USO en CRTVE, denuncia que “hemos pedido información sobre los riesgos reales que esto puede conllevar para nuestra salud y la respuesta de la Dirección de Recursos Humanos ha sido ‘en principio no existe riesgo para la salud de los trabajadores’. Este ‘en principio’ nos deja claro que ni ellos mismos saben del alcance que esto puede tener para la salud laboral de la plantilla destinada a Torrespaña”.

Además de la humedad, el análisis de los conductos de climatización ha arrojado la presencia del hongo “aspergillus”, que provoca diferentes infecciones en contacto con otras bacterias y que es especialmente agresiva con las personas que ya padecen alguna enfermedad que conlleva deficiencias inmunológicas, como diabéticos o enfermos cardiorrespiratorios. Entre las dolencias que puede ocasionar, se encuentran la sinusitis alérgica, la aspergilosis pulmonar, la otomicosis del oído externo y la onicomicosis en las uñas.

En Torrespaña trabajan unos 1.800 de los aproximadamente 4.000 empleados que la Corporación de Radiotelevisión Española tiene en Madrid. En toda España, la radiotelevisión pública cuenta con unos 6.400 trabajadores.

Elconfidencial.com se ha hecho eco de esta denuncia de USO RTVE en una información publicada hoy en la que resume la situación sobre la calidad del aire que se respira en Torrespaña. El medio digital explica que nuestro sindicato dio la voz de alarma sobre este asunto y “USO mantuvo conversaciones con la dirección de recursos humanos y organización el pasado mes de mayo y fue entonces cuando se comunicó que habían comenzado los trámites para solucionar las deficiencias detectadas”.