Nuevos frentes y prioridades sindicales de la CSI

Entre los días 29 de noviembre y 1 de diciembre, USO ha participado en Bruselas en la 17ª reunión del Consejo General de la Confederación Sindical Internacional (CSI) cuyo eje central de su agenda ha estado dedicado a fijar las prioridades sindicales para reforzar el poder de los trabajadores y trabajadoras –línea general estratégica aprobada en su Congreso Mundial celebrado en 2014-.

El otro elemento relevante de la reunión ha sido la discusión de los preparativos para el 4º Congreso de la CSI que tendrá lugar en Copenhague en el mes de diciembre de 2018. El Congreso incluirá una resolución con un amplio capítulo dedicado al Futuro del Trabajo, tal y como hiciera USO en su reciente 11º Congreso Confederal.

Para el próximo año, la CSI insistirá en los nuevos frentes de la acción sindical: eliminar la esclavitud moderna, controlar el poder empresarial en las cadenas de suministro y defender iniciativas para una transición justa climática en los procesos de transformación industrial.

Simultáneamente, en la reunión se han aprobado planes estratégicos para el próximo año, dotados financieramente, en diversas áreas de trabajo. Por un lado, respecto a los denominados países en situación de riesgo, -11 en total- por su situación precaria en lo referente a los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras y a los derechos sindicales. En segundo término, en lo referente a la coherencia en políticas globales que incluye propuestas para los acuerdos de libre comercio y el desarrollo sostenible. Y en tercer lugar, a través de iniciativas para una mejor gobernanza mundial de la migración para los casi 250 millones de inmigrantes internacionales, entre las que se incluyen campañas contra la xenofobia y el racismo, así como la implantación de asesorías de contratación laboral. También, en la concreción de hitos y desafíos que discriminan a las mujeres, como la defensa de un convenio internacional de la OIT sobre la violencia de género.

Finalmente, el Consejo General de la CSI también aprobó planes en materia organizativa para fomentar el desarrollo afiliativo y la capacidad de auto-organización de los sindicatos a través de programas formativos.