Sin acuerdo en el SIMA, USO formalizará mañana el preaviso de huelga en Ryanair

USO formalizará mañana el preaviso de huelga de los tripulantes de cabina y pasajeros de Ryanair para los días 25 y 26 de julio. Tras la reunión celebrada en la sede del Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje en Madrid, el SIMA, sindicatos y Ryanair no han avanzado ni un solo paso en las negociaciones para que la compañía irlandesa se ciña a la legislación española en las contrataciones en nuestro país. “Defienden que ellos cumplen con la legalidad, pero es la legalidad que ellos eligen, no la que nosotros pedimos para los trabajadores que residen y trabajan desde España y que deberían regirse sin lugar a dudas por nuestra normativa en materia laboral”, recuerda Ernesto Iglesias, responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo.

Con una hora de retraso, la compañía irlandesa se presentó en el SIMA, órgano laboral español, con 4 representantes, liderados por la directora de Recursos Humanos, Lisa McCormack; acompañada de la Jefa de RRHH de la empresa de trabajo temporal Crewlink, Sylwia Woloch; Tony Hession en representación de Crewlink y Workforce; y un representante legal de Ryanair en España. En la reunión conjunta, Ryanair demostró en todo momento que no estaba dispuesta a avanzar y hasta mostró un tono amenazante, “tratando de intimidarnos, diciéndonos que se trata de una huelga ilegal, cuando cumple todos los pasos, plazos y garantías pertinentes que marca la legislación española”, señala Iglesias.

USO Sector Aéreo se reafirma en que, a pesar de que mañana se registre el preaviso, “cuando hay voluntad de diálogo y negociación, toda huelga es susceptible de retirarse hasta el último día. No vimos esa intención de diálogo en ninguna de las intervenciones de los representantes de Ryanair, pero por nuestra parte seguimos abiertos a las conversaciones, como lo hemos estado durante los meses pasados, en los cuales hemos cumplido escrupulosamente la ruta marcada antes de que fuera la compañía la que nos abocara a la última medida de presión”.

Además, ayer se conoció en Países Bajos una sentencia por la cual Ryanair se ha visto obligada a acogerse a la legislación holandesa, “más beneficios”, según el juez, en el caso de una madre trabajadora residente en los Países Bajos. Así lo ha decretado una Sala de Den Bosch, al sur del país, tras denuncia presentada por una trabajadora irlandesa con base en Eindhoven y residencia allí junto a su hijo, menor de edad. “Ryanair se va quedando sin argumentos para no ceñirse a la legislación española”, afirma Ernesto Iglesias.

Según recoge el fallo, la empleada había sido despedida después de negarse a un traslado a Dublín. La corte holandesa, sin embargo, ha rechazado el argumento de Ryanair, según el cual aplicaba la ley irlandesa para el caso, y el juez consideró aplicable la holandesa. Ryanair, además, ha sido condenada a indemnizar con 25.000 euros por despido a la trabajadora. “El argumento esgrimido por Ryanair es el mismo que utiliza en España y el resto de países, que los aviones están matriculados en Irlanda. Esta sentencia se une ahora a la del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea de septiembre de 2017 sobre seis trabajadores de la base belga de Charleroi. El tribunal holandés sigue la misma línea: los trabajadores terminan e inician su servicio en Eindhoven, no en el avión”, explica Ernesto Iglesias, responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo.