USO denuncia que la temporalidad y subcontratación inciden en que se mantenga la siniestralidad

Sara García de las Heras, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral ha denunciado, en la Jornada de Prevención e Investigación de Accidentes Laborales y Enfermedades Profesionales, organizada por USO Asturias, que se celebró ayer en Oviedo, incidió en que desde USO, venimos advirtiendo hace años, que el trabajo precario, de mala calidad, y especialmente el auge del empleo temporal, puede tener importantes repercusiones negativas en la salud. Creemos que el abuso de figuras como la subcontratación, la cesión de trabajadores por ETT y la temporalidad acaba repercutiendo en la Salud, debido a que la protección contra los riesgos en esa situación de inestabilidad y precariedad no es la adecuada y en ocasiones es inexistente.

Muchas empresas solo ven la prevención como un gasto, con lo que aun a día de hoy existen empresas que no cumplen las obligaciones preventivas más básicas como organizar la prevención (estableciendo la modalidad preventiva pertinente y dotándola de los medios necesarios) y gestionarla a través de la evaluación de riesgos y el establecimiento de las medidas preventivas adecuadas. De hecho en 2016, en las empresas en las que se produjeron accidentes con baja, aún había cerca de 10.000 sin ninguna modalidad preventiva y más de 140.000 en las que no se había realizado nunca la evaluación de riesgos.

La Secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de la USO destacó la preocupación de USO ante la situación de los trabajadores y trabajadores de PYMES y Micropymes sin representantes sindicales que están en situación de desprotección ya que es en este tipo de empresas donde se produce el mayor número de accidentes. También denunció la tendencia creciente de la calificación de los accidentes como leves, evitando así la intervención directa de la Inspección de Trabajo y de los institutos de Prevención que investigan los accidentes graves.

Durante la jornada, en la que han participado Myriam Hernández, directora del Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales, y Miguel Rivero, responsable de Prevención de USO Asturias, Sara García ha destacado que desde 2007 a 2013 la siniestralidad se redujo un 56% a consecuencia de la destrucción de empleo, pero a partir de 2014, cuando el mercado laboral comienza a crear puestos de trabajo, principalmente precarios y temporales, se ha iniciado un aumento significativo de los accidentes laborales pasando de 424.625 accidentes en ese año, a los 458.023 de 2015 y a los 555.722 que se produjeron en 2016.

Y esta tónica se ha mantenido en los nueve primeros meses de 2017. El número de accidentes con baja se han incrementado un 5,1%, subiendo un 5% los accidentes en jornada y un 5,5% los accidentes in itínere, con respecto al mismo período de 2016. Este aumento de la siniestralidad en 2017 también ha tenido incidencia en el número de accidentes durante la jornada laboral, que subieron un 5% para los leves, un 6,4% para los graves y un 4,6% para los mortales, y en los accidentes in itínere, que han experimentado un crecimiento del 5,5%, los leves, y un 12,6%, los graves, respectivamente.

Los datos de siniestralidad laboral en Asturias durante el mes de octubre también van en la misma línea: se han producido 9.479 accidentes con baja y tenemos que lamentar el fallecimiento de 9 trabajadores. En este sentido, Miryam Hernandez, directora del IAPRL mostró su preocupación por el aumento de la mortalidad en los últimos meses del año. Destaca que la mayor parte de los accidentes se producen por no tomar las medidas de prevención establecidas y tienen como origen principal una inadecuada organización del trabajo. Puso en valor el compromiso de la USO con la prevención y anunció que se está iniciando la puesta en marcha de una de las principales reivindicaciones de USO Asturias en esta materia, que es el registro de delgados de prevención, destacando que esta iniciativa permitirá la convocatoria de los delegados y delegadas de prevención a jornadas formativas y a dar formación adecuada, ya que en la tarjeta de cada uno de los delegados se registrará los cursos recibidos y se les podrá convocar según su nivel formativo.