USO Extremadura denuncia la deficiente gestión de Ambulancias Tenorio

La Unión Sindical Obrera de Extremadura ha denunciado la deficiente gestión de Ambulancias Tenorio en el primer año al frente del transporte sanitario regional. Incumplimientos de horario de recogida, tiempos de espera elevados, el desvío de rutas o que se siga sin respetar el transporte singularizado para pacientes de tratamientos oncológicos y renales, son algunas deficiencias que persisten en el día a día.

Desde USO Extremadura inciden en el grave perjuicio económico para la ciudadanía, ya que la Junta paga a esta empresa andaluza por dotaciones materiales y personales inexistentes que, al menos, alcanzan el millón de euros que supone el coste anual de las seis ambulancias asistenciales de Soporte Vital Básico que Ambulancias Tenorio sigue sin desplegar en la región; seis ambulancias que deberían haber servido no solo para aumentar la cobertura sanitaria asistencial en Extremadura, sino también para sacar del paro a unos 40 profesionales del sector. El caso de estas ambulancias es la punta de un iceberg difícilmente cuantificable, ya que no se tiene certeza de cuántas son las ambulancias no asistenciales ofertadas que hay sin activar. Además, son muchos los vehículos activos que siguen sin tener toda la equipación asistencial que marcan la ley y los pliegos de condiciones.

A pesar de que el servicio para los pacientes ha mejorado respecto a hace un año, los problemas para los trabajadores se han ido incrementado. El primer año de Ambulancias Tenorio en Extremadura se ha saldado con una gran cantidad de despidos, al tiempo de que se han realizado casi la totalidad de las nuevas contrataciones bajo la modalidad de prácticas, con condiciones indignas tales como la de incluir un sueldo por debajo del Salario Mínimo Interprofesional.

La USO, como representación sindical de los trabajadores a través de su sección sindical en la empresa, ya ha puesto en conocimiento de la Inspección de Trabajo este y otros muchos atropellos de los derechos de los trabajadores, anunciando el planteamiento de futuros conflictos colectivos en caso de que la empresa no rectifique, algo que parece improbable, puesto que la empresa ha ignorado en otras ocasiones las resoluciones de Inspección de Trabajo.

Ante estas situaciones, USO Extremadura anima a la Junta a que asuma directamente el servicio y abandone definitivamente un modelo de privatización que sólo genera incomodidades para los usuarios y conflictos laborales. Ambulancias Tenorio no cumple con lo que ciudadanía extremeña exige, demanda, paga y, sobre todo, merece, y lo hace con conocimiento de la Junta de Extremadura, que parece valorar más la oferta a la baja de la empresa que la correcta atención sanitaria de los extremeños.