USO reclama la actuación del Gobierno para defender los derechos de los TCP de Ryanair

La segunda jornada de huelga de Ryanair concluyó con dos vuelos cancelados, Bruselas-Palma y Palma Bruselas, y 17 vuelos cancelados en Portugal. En total, han sido 30 los vuelos cancelados con destino u origen España y 5.400 pasajeros afectados por estas cancelaciones.

Una nueva jornada de huelga de los tripulantes de cabina de pasajeros de Ryanair que se desarrolló sin incidentes, cumpliéndose al 100 los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento por la plantilla de la aerolínea. Tras el primer día de confusión creada por la compañía con sus correos amenazantes, más trabajadores se atrevieron a no presentarse a las supuestas guardias obligatorias. Dependiendo de las bases, el seguimiento ha sido de entre el 50 y hasta del 80%, por lo que estimamos que el seguimiento de la huelga ha sido del 60%.

En las dos jornadas de huelga, Inspección de Trabajo visitó las 13 bases de la compañía irlandesa en nuestro país. Ayer, 26 de julio, Inspección de Trabajo se personó en las bases de Santiago de Compostela, donde se identificó a un trabajador desplazado que vino a observar la huelga, mandado por la empresa; en Palma de Mallorca, constató que más de una veintena de trabajadores se encontraban hacinados en la base para cumplir con las imaginarias; y, en Tenerife Sur, la autoridad laboral se interesó por el número de personas que normalmente estaban de guardia y cuánta estaba ese día citada o en la base.

Ernesto Iglesias, responsable de vuelo de USO Sector Aéreo ha valorado como exitosa la huelga de TCP de Ryanair y ha expresado su satisfacción porque “los trabajadores han expresado su apoyo a la huelga, no realizando el servicio a bordo en los aviones, sin descuidar la seguridad de los pasajeros de los vuelos designados como servicios mínimos, y se han despojado de ese miedo a la empresa, a sus abusos”. Iglesias ha denunciado que la empresa “ha jugado al gato y al ratón con las Inspecciones de Trabajo con cosas aberrantes” como esconder a los trabajadores que se encontraban de guardia en las bases, entre otras muchas acciones.

“En este país, el Gobierno no puede seguir mirando a otro lado; no puede ser que los pasajeros sean maltratados diciendo públicamente la empresa que no va a pagar indemnizaciones y que el Gobierno no haga nada”, reivindicó Iglesias ante los medios de comunicación. Desde USO nos preguntamos dónde está el Gobierno o Hacienda y no entendemos dónde están las autoridades de este país porque no puede ser que ninguna autoridad haya tomado acciones contundentes para defender a los trabajadores de Ryanair.

“No hay nadie que le diga a esta empresa nada sobre esa chulería con la que ejercita sus relaciones laborales y todo lo que conlleva su actividad en España: no ha habido una multa, no ha habido ninguna autoridad que le diga que esto no lo puede hacer. Nos gustaría que alguien tomara cartas en el asunto porque la intención de la empresa no es la de destensar el conflicto, sino que continua amenazando con despidos, con todo tipo de acciones contra sus trabajadores”, concluyó el responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo.