USO-Ryanair denuncia presiones a tripulantes españoles para ir a tapar la huelga de Portugal

La Sección Sindical de USO en Ryanair, que aglutina a los afiliados de todas las bases españolas, quiere denunciar que la compañía aérea está presionando a sus trabajadores para trasladarlos temporalmente de Madrid y Barcelona a Portugal. Pretende así sustituir a los TCPs que están ejerciendo su legítimo derecho a la huelga en el país vecino por cuarta jornada. Ryanair ha desplazado a tripulantes españoles a trabajar esos días a Portugal, incluso en sus días libres, siendo alojados en hoteles cercanos a los aeropuertos portugueses para sustituir a sus compañeros.

La Sección Sindical de USO en Ryanair España le ha advertido a la compañía que no permitirá que siga enviando a trabajadores a Portugal como esquiroles. Desde USO les hemos trasladado, además, que nuestros servicios jurídicos están recogiendo las denuncias y testimonios de los obligados a desplazarse para emprender cuantas acciones legales correspondan contra la aerolínea.

USO-Ryanair tiene conocimiento directo de las presiones y amenazas de sanciones disciplinarias que han sufrido los trabajadores utilizados con el único fin de reventar la huelga portuguesa. Invitamos, además, a que quienes hayan padecido este tipo de coacciones por parte de la compañía y no lo haya hecho público aún, se anime a unirse a la denuncia colectiva de otros compañeros.

La sección sindical de USO apoya además, sin ningún tipo de fisuras, la convocatoria de huelga de los compañeros portugueses, ayudando también a su difusión en España tanto entre tripulantes de cabina como en los aeropuertos, pues los motivos que han llegado a los TCPs a los paros, por primera vez en los 30 años de historia de Ryanair, están completamente justificados. En USO, de hecho, asumimos como propias las reivindicaciones de los trabajadores portugueses, empezando por la exigencia de aplicar las legislaciones nacionales correspondientes a cada base.

USO en Ryanair solicita a las autoridades españolas que se impliquen en investigar las posibles irregularidades que está cometiendo la compañía en nuestro territorio. Le pedimos a la Agencia Española de Seguridad Aérea, a los Ministerios de Fomento y de Empleo, y la Inspección de Trabajo que exijan a la aerolínea irlandesa que se apegue al cumplimiento de las leyes españolas. Asimismo, USO está en contacto con otros sindicatos europeos de tripulantes para denunciar conjuntamente varias actuaciones similares en los diferentes países ante instancias europeas.

Por último, USO-Ryanair insta a la compañía a sentarse a negociar de una vez por todas con los sindicatos, a los que se comprometió públicamente y por fin a reconocer el pasado diciembre.