USO, en el VII Congreso de la CUT de Colombia

Del 6 al 10 de mayo se ha celebrado el VII Congreso de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Colombia. Además, se han organizado varias actividades paralelas, como el Foro Internacional Paz y Derechos Laborales, y los respectivos congresos de Juventud y Mujer de la CUT. A estos eventos, celebrados en Bogotá, fue invitada USO que estuvo representada por Santiago González, de la Secretaria de Acción Internacional y Desarrollo Sostenible.

En el VII Congreso de la CUT han participado cerca de 1.000 delegados y 200 invitados de organizaciones sociales, ambientales, de pueblos originarios y una amplia representación internacional, entre los que se encontraban el secretario general adjunto y la presidenta adjunta de la CSI, Víctor Báez y Kathy Feingold, respectivamente; el secretario general de la CSA de las Américas, Rafael Freire, así como diversos representantes de sindicatos europeos y americanos.

El debate del Congreso, titulado ‘Unidad y Convergencia por la Paz y contra las políticas del gobierno’, ha gravitado sobre dos ejes: el apoyo al fin de la violencia armada y el rechazo a la política calificada de neoliberal del gobierno de Iván Duque.

El Foro Internacional contó con paneles de discusión sobre experiencias del fin de otros conflictos armados, como los de El Salvador, Nicaragua e Irlanda, y también con paneles sobre el futuro del trabajo y el rol sindical ante los retos que ya están presentes en la sociedad.

El Congreso ha discutido las reglas de organización interna, donde las corrientes partidarias son las protagonistas. La central sindical precisa la agrupación de los cerca de 8.000 sindicatos de empresa –fórmula de organización en los países americanos- hacia grandes sindicatos sectoriales, en una situación de crecimiento afiliativo. Cuentan con incrementos próximos a los 100.000 afiliados en un año, alcanzando casi los 600.000 afiliados. Ello en un contexto colombiano donde, además de la violencia antisindical, predomina la economía informal (63%) y la tercerización de esta por la subcontratación extrema.

Hay que destacar la reivindicación de las mujeres de ocupar un número mayor de puestos en todas las estructuras ejecutivas del sindicato (actualmente 2 de las 21 personas de la Ejecutiva) y el apoyo a unas cuotas mínimas, por lo menos del 30%. Por su parte, los jóvenes han desarrollado una gran actividad, mostrando su disconformidad ante el Plan Nacional de Desarrollo que legaliza una contrarreforma laboral con contratos por horas y con mecanismos que reducen los mínimos previsorios existentes.

Por último, hay que hacer notar que estuvieron invitados en el Congreso de la CUT los secretarios generales de las otras centrales sindicales de Colombia tras las actuaciones conjuntas contra el Plan Nacional de Desarrollo del 25 de abril. La dirección ejecutiva de la central, que fue elegida en octubre de 2018 y que no estaba en discusión en este Congreso, está presidida por Diógenes Orjuela, que ejerce un consensuado liderazgo.