Delegados y responsables de USO se forman en la nueva directiva de cancerígenos y mutágenos

Durante toda la jornada de hoy y mañana, 15 de noviembre, se celebra en la sede confederal de Santa Bárbara la Conferencia de Salud Laboral 2018. En la ponencia inaugural ha estado presente el director del Departamento de Promoción de la Salud y Epidemiologia Laboral del INSST, Francisco Marqués, quien ha agradecido la invitación anual que USO le hace al Instituto, y ha destacado la importante labor del delegado de prevención de riesgos laborales en la detección y seguimiento de los problemas relacionados con la salud que se den en el entorno del trabajo.

Joaquín Pérez, secretario general de USO, ha destacado igualmente la labor que como sindicalistas tenemos en los centros de trabajo, realizando “una de las tareas más nobles que se puedan dar, evitando enfermedades, accidentes y muertes, dignificando así el trabajo. Lo que no se puede consentir es que España esté entre los cinco países europeos con más siniestralidad laboral. Es algo en lo que no debe haber siglas, todos debemos ir a una”.

El secretario general de USO lamenta “los recortes realizados estos últimos años en prevención y salud laboral, peleando centro de trabajo a centro de trabajo el cumplimiento de la normativa. Desde USO, con jornadas como esta, pero con una formación permanente, pretendemos dotar a nuestros delegados de las herramientas necesarias para ejercer su labor, actualizándose de forma continua. No podemos comparar los centros de trabajo de hace treinta años con los de hoy. El mercado laboral ha cambiado por completo y tenemos que ponernos al día para afrontar los nuevos retos. En todo caso, lo que no cambia: denunciar. El 80% de las enfermedades profesionales no se declaran; al no declararse, se consideran como comunes, con la consiguiente pérdida económica para el afectado, para el sistema de salud (quien la gestiona en lugar de la mutua) y para la salud de todos, porque una enfermedad no declarada no se previene en el futuro.”.

Actuación de la directiva de cancerígenos y mutágenos

La primera de las ponencias ha corrido a cargo de la directora general del Departamento de Higiene Industrial del Centro Nacional de Nuevas Tecnologías del INSST, Virginia Gálvez. Con ella, se pretende tener la última información relativa a la directiva de cancerígenos y mutágenos, recientemente aprobada por las instituciones comunitarias y de inminente transposición a la legislación española.

“Los principales cambios que supone esta directiva afectan a 25 agentes químicos, además de incorporar nuevas sustancias o procedimientos al Anexo I”, resumía Virginia Gálvez. “Es fundamental que, una vez que se vayan publicando estas directivas, se produzca un asesoramiento y difusión de la información a los delegados para que puedan adaptarse en su labor”, continúa

La responsable de Higiene Industrial explicaba estos cambios en profundidad, ya que la directiva, “además de ampliar el número de valores límite vinculantes, que ha pasado de ser 3 a unos 25 más, incorpora nuevos agentes químicos al listado de sustancias y mezclas, como los humos de escape diésel, el polvo de sílice respirable cristalina o los aceites usados de motor que, hasta el momento, no estaban en el ámbito de aplicación de la directiva, puesto que no estaban clasificados”. Así, se vigilará mucho más la salud laboral en diferentes sectores, ya que “los humos de escape diésel están por todas partes, pero quizá se note más en los talleres o donde se trabaja con maquinaria pesada que utiliza motores diésel. Se notará también en las industrias extractivas, con la vigilancia del polvo de sílice; o en los sectores que trabajan con el caucho  y plástico”.

La Conferencia seguirá con formación actualizada en la Ley de Mutuas e incapacidades temporales; la visión sobre los accidentes laborales y su ocultación; y una jornada de trabajo interno entre los responsables de Uniones y Federaciones.