USO valora el nuevo permiso de paternidad de cinco semanas y pide más medidas de corresponsabilidad

Con la publicación en el BOE de los Presupuestos Generales del Estado para 2018, entra finalmente en vigor la ampliación del número de días a los que el trabajador tendrá derecho por paternidad. Pasa así de cuatro a cinco semanas, ampliables en dos días más por cada hijo, a partir del segundo, en los supuestos de parto, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento múltiples. Este permiso, que debió haber entrado en vigor desde el 1 de enero de 2018, ha tenido que esperar no solo a la aprobación de los PGE, sino a su publicación en el BOE. El nacimiento, adopción o acogimiento que dará lugar a este permiso deberá ocurrir a partir de mañana, 5 de julio. De lo contrario, se regirá por la anterior legislación, que recoge solo cuatro semanas.

El disfrute de las cinco semanas podrá empezar entre el fin del permiso por nacimiento de hijo, desde la resolución judicial por la que se constituye la adopción o a partir de la decisión administrativa de guarda con fines de adopción o acogimiento, y hasta que finalice la suspensión del contrato de las 16 semanas de permiso por parto o adopción, o bien inmediatamente después de la finalización de estas 16 semanas.

El período de suspensión será ininterrumpido, salvo la última semana del período total al que se tenga derecho, que, previo acuerdo entre empresario y trabajador, podrá disfrutarse de forma independiente en otro momento, dentro de los nueve meses siguientes a la fecha de nacimiento, adopción o acogimiento.

Desde la USO, valoramos la ampliación de este permiso. Además, “desde hace años nos enfocamos en exigir políticas de igualdad en las que se incorpore a los hombres de manera corresponsable y natural al cuidado de los hijos y de la familia, eliminando el rol de cuidadora que culturalmente ha sido asociado a la mujer, sin olvidar el objetivo final más importante, que es que, después de tener hijos, la mujer pueda elegir incorporarse en igualdad de condiciones al mercado laboral. Para ello, es necesario que las empresas consideren de forma igualitaria a un hombre y a una mujer con hijos, al tener ambos los permisos iguales, intransferibles y pagados al 100%”, analiza Dulce María Moreno, secretaria de Formación Sindical e Igualdad de USO.

Además de la ampliación del permiso de paternidad, los Presupuestos Generales del Estado de 2018 incluyen algunas otras medidas, “aunque insuficientes para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar, como son la deducción de 1.000 euros anuales en el IRPF por gastos de guardería y la ampliación en 600 euros de la deducción por familia numerosa por cada hijo a partir del cuarto”, añade Moreno.