Entrega de 100.000 firmas pidiendo la protección laboral de las empleadas del hogar en España

Rafaela Pimentel, trabajadora del hogar y miembro del Grupo Turín, inició hace un mes y medio una petición en Change.org solicitando que España ratifique el Convenio 189 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), firmado ya por otros 24 países, que protege de manera específica a las trabajadoras domésticas y contiene normas internacionales para asegurar y reconocer el valor social y económico del trabajo doméstico.

Las 100.000 firmas recogidas hasta el momento se han entregado esta mañana en el Ministerio de Empleo para exigir la protección laboral de las trabajadoras del hogar.

El Grupo Turín ha realizado y promovido anteriormente otras acciones, desde diversas iniciativas de Proposiciones no de Ley, posicionamientos de varios ayuntamientos para instar a la Ratificación, entre ellos el del Ayuntamiento de Madrid en su Pleno 29/06/2016, o el I Congreso de empleo de hogar y cuidados, celebrado el 1 y 2 de octubre de 2016.

La entrega de las firmas en el Registro del Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha estado precedido de un acto simbólico de adorno de estatuas en el barrio de Malasaña para poner en valor el trabajo doméstico, que ha consistido en colocar delantales con frases reivindicativas, escobillas, plumeros y guantes de fregar en varias estatuas de la zona (‘Julia, la estudiante'; ‘La joven caminando'; La paseante; y ‘Lectora empedernida’).

Belén Navarro, secretaria de Igualdad y Acción Social de USO-MADRID, integrante del Grupo Turín desde 2012, ha participado en el acto de registro en el Ministerio de Empleo pidiendo protección laboral de las empleadas de hogar en España, destacando que “el sindicato tiene como obligación denunciar las injusticias, hacerlas visibles y transformar día a día la realidad, para mejorarla. La entrega de firmas no es el final de la campaña, seguirán más acciones hasta que el Gobierno y las Cortes ratifiquen la Convención de la OIT y que las trabajadoras domésticas tengan los mismos derechos que cualquier trabajador”.

En España, a finales de 2016, había 630.100 personas ocupadas como personal doméstico -lo que representa el 3,4% de las ocupadas- según la EPA del cuarto trimestre 2016; casi 9 de cada 10 personas trabajadoras en el sector son mujeres. Además, la economía sumergida en este sector supera el 30%, diez puntos porcentuales por encima de otros sectores.

Desde USO exigimos al Gobierno que ratifique el Convenio 189 de la OIT y su recomendación nº 201 para comenzar a dignificar el trabajo de las más de 600.000 personas que emplea el sector del trabajo doméstico y conseguir que tengan los mismos derechos que el resto de sectores.