La FI-USO le gana otro pulso al Grupo Celsa en su persecución sindical a nuestros delegados

El árbitro designado por los servicios territoriales de Trabajo de Barcelona ha estimado la impugnación interpuesta por la Federación de Industria de la USO contra el resto de organizaciones sindicales y el Grupo Celsa. Ha devuelto así el sentido común al proceso electoral celebrado el pasado día 16 de diciembre en su planta de Castellbisbal.

La empresa excluyó del censo a un compañero que encabezaba la lista del colegio de técnicos y administrativos de la candidatura de FI-USOC, y que fue despedido con premeditación por el Grupo Celsa. El Grupo pretende ahora eliminar el derecho a ser elector y elegible, una muestra más de cómo vulnera sistemáticamente derechos fundamentales, despidiendo a candidatos y posibles representantes sindicales de la Unión Sindical Obrera, como ya quedó patente en la planta cántabra de Celsa.

Desde la Sección Sindical de la FI-USOC, entendemos que el compañero debe ser incluido en el censo electoral porque está todavía en plazo para reclamar contra el despido llevado a cabo por la empresa.

El laudo emitido estima nuestra impugnación, declarando “nula la decisión de la Mesa Electoral de no incluir al trabajador en el censo electoral y la nulidad de todos los actos posteriores que se hayan producido en el proceso electoral, ordenando la inclusión del compañero de FI-USOC en el censo electoral y retrotrayendo el proceso electoral hasta la elaboración del censo para que se proceda a la continuación de dicho proceso con la referida inclusión”.

De este modo, habrá que convocar de manera inminente un nuevo proceso electoral en el colegio impugnado, pues ha quedado invalidado el que se celebró el pasado día 16 de diciembre.

Desde la Federación de Industria de USO, queremos mostrar nuestra satisfacción por este nuevo respaldo legal, si bien no es más que el primer paso para la restitución del daño causado. Ahora esperamos que se haga justicia y en breve tengamos una sentencia firme que también declare nulo el despido de este compañero y, por lo tanto, su readmisión inmediata.

Queremos agradecer a la Sección Sindical de la USOC en el grupo Celsa su gran labor en la defensa de los derechos de los trabajadores, ya que, con su persistencia, impide que las malas prácticas y la persecución sindical que la empresa lleva a cabo de manera sistemática hacia las siglas de la USO queden impunes.