Relevo en el Comité Sindical de la OCDE

El pasado 15 de diciembre se ha celebrado en París la 139º Sesión Plenaria del Comité Sindical Consultivo de la OCDE (TUAC, en inglés). En la reunión, en la que estuvo representada USO, se ha acordado el nombramiento de Pierre Habbard como nuevo secretario general. Habbard, economista francés que ya venía trabajando en el TUAC en el asesoramiento de políticas fiscales, sucede así en el puesto al británico John Evans quien se retira por razón de su próxima jubilación.

Aparte de ello, durante la reunión, los sindicalistas presentes hicieron un repaso a las tareas y desafíos de los próximos meses, entre las que cabe señalar las diferentes Cumbres ministeriales sobre política social, igualdad de oportunidades, y los diferentes comités de expertos sobre educación, desarrollo, responsabilidad empresarial y cambio climático, además del seguimiento a las reuniones del G7 y G20 y al comité de adhesión de Colombia a la OCDE.

En este apartado, la representación de USO abogó para que en las conferencias ministeriales la representación sindical reclame a la OCDE que sus países miembros se comprometan a tener ratificados los Convenios Fundamentales de la OIT y estimulen políticas efectivas de lucha contra los paraísos fiscales –evitando mirar para otro lado cuando se trata de jurisdicciones de los propios Estados miembros-.

Con respecto a la responsabilidad social empresarial, USO ha invitado al TUAC a que se interese por las discusiones sobre un posible tratado internacional sobre empresas multinacionales y derechos humanos. Adicionalmente, tras ser un hecho la persecución de sindicalistas y la vulneración de derechos humanos en países ya miembros de la OCDE, como es el caso de Corea del Sur, USO cree conveniente reclamar a la organización multilateral la introducción de mecanismos sancionadores.

En último lugar se celebró la reunión de enlace entre TUAC y OCDE que estuvo dedicada especialmente a la cuestión del futuro del trabajo y su relación con la economía numérica. En ella se produjeron intervenciones de sindicalistas y embajadores donde se resaltó en todo caso la necesidad de mantener el diálogo social y de establecer una transición que ayude a mantener la cohesión social.