AGE: se abre una nueva negociación para recuperar antiguos derechos

La USO participó ayer, con otras Organizaciones Sindicales, en la Reunión de la Mesa General de Negociación de la Administración General del Estado -MGNAGE- convocada para tratar un amplio Orden del Día, que finalmente quedó en nada, mas allá de una declaración de buenas intenciones, de muchas excusas, de algunas promesas y de mucha política…

La Reunión comenzó con una larga intervención del secretario de Estado, Antonio Beteta, que repitió una y otra vez el mismo mensaje, sin concretar lo que más nos importa a los Empleados Públicos: cuándo, cómo y cuánto.

Reiteró que las medidas que se adoptaron en su día contra los Empleados Públicos fueron coyunturales, temporales e impuesta por la deplorable situación económica con que se encontraron, y que con normas como el RDL 20/2012 lo que se pretendió fue cortar la hemorragia que el gasto público suponía.

Agradeció a los Empleados Públicos -en varias ocasiones- el esfuerzo realizado en el sostenimiento de los Servicios Públicos. Insistió en que la situación económica había mejorado, que las previsiones eran buenas y que en estos momentos había margen de maniobra para devolver a los Empleados Públicos parte de lo que se les había quitado.

Con esta reunión comenzaba un nuevo Marco de Negociación, con contenidos de todo tipo, incluido los económicos, entre los que incluyó -en un escenario a medio plazo- el acabar con la congelación salarial, devolver parte de la Paga Extra del 2012, negociar la implantación de un Sistema de Motivación de los Empleados Públicos, la dignificación de los mismos, e incluso la posible recuperación de los días de Libre Disposición, vacaciones por antigüedad, y como no, algo de conciliación familiar.

Todo ello enmarcado en un intenso Proceso de Negociación “urgente” a desarrollar en los próximos 15 días, para llegar a la inclusión de alguna de estas medidas -solo alguna- en el Anteproyecto de Ley de Presupuestos.

Tras esta intervención USO puso de manifiesto -sin aplaudir a nadie- que veíamos con agrado que aparentemente se recuperara cierta normalidad negociadora, que nunca debía de haberse roto, y que en este sentido efectivamente había muchas cosas importantes que negociar que interesaban a los Empleados Públicos, pero que no estábamos de acuerdo en que fueran objeto de una nueva negociación aquellas cuestiones que en su día ya fueron negociadas, que injusta y unilateralmente se eliminaron, y que formaban parte del patrimonio -en forma de derechos- de los Empleados Públicos.

Desde la USO entendemos, y así lo manifestamos, que aquello que se había quitado de un plumazo por Real Decreto, debería de devolverse, igualmente, por esta vía… Sin ningún tipo de negociación previa y no a cuentagotas, como pretende la Administración.

No sabemos lo que finalmente dará de sí este Proceso Negociador “reinventado” ayer. Posiblemente poco y quizás tras el mes de diciembre, caiga en el olvido.

La FEP-USO participará intensamente en este y en cualquier otro Proceso de Negociación que se pudiera plantear, con nuestras propuestas, que no son otras que las de los Empleados Públicos, y con el objetivo puesto en algo tan sencillo, pero a su vez tan difícil, como es la recuperación de todo lo que se le ha quitado a los empleados públicos.