Comunicado del Comité de Huelga de Iberia

La primera semana de huelga en Iberia se ha saldado con un seguimiento masivo. La participación de los trabajadores en las tres manifestaciones convocadas ha sido multitudinaria, contándose por miles en cada una de ellas, en un número siempre en aumento. El comité de huelga de Iberia desea agradecer a todos los trabajadores el apoyo recibido. 

 

Exceptuando la violencia policial que sufrimos el lunes 18, cuando los antidisturbios pretendieron acorralarnos en el exterior de la T4, impidiendo así la disolución paulatina de la concentración, las otras dos manifestaciones transcurrieron pacíficamente. Porque pacíficas son nuestras protestas, armadas únicamente de razones. 

 

 

Lamentablemente, la dirección de Iberia se ha mostrado insensible – hasta ahora – frente a la participación en las movilizaciones, la unidad demostrada y lo razonable de nuestros argumentos. Su concepto de la responsabilidad social corporativa excluye expresamente a sus trabajadores, quedando reservado para las campañas de marketing y la exaltación de las virtudes del reciclaje, frente a lo que debería ser su principal objetivo: procurar el mayor bienestar posible de quienes levantamos la Compañía con nuestro esfuerzo, día a día.

 

Los trabajadores de Iberia vamos a seguir demostrando que SÍ SE PUEDE, como tantas veces hemos repetido a lo largo de estos días. El futuro nos pertenece, porque estamos dispuestos a conquistarlo con nuestras aportaciones. Solo necesitamos que la dirección de Iberia ponga encima de la mesa lo que reclamamos a cambio de nuestros sacrificios. Exigimos que contribuya con lo que ya se comprometió en los acuerdos del SIMA del 17 de diciembre y ahora nos quiere arrebatar: un compromiso de futuro para la Compañía y estabilidad para nuestros empleos.

 

El éxito de las movilizaciones ha provocado una mayor implicación del Ministerio de Fomento, que se ha traducido en el nombramiento de un mediador, aceptado por ambas partes, el viernes 22 de febrero. A pesar de este giro en los acontecimientos, la dirección de Iberia continúa inflexible en sus planteamientos, negándose a retirar el ERE extintivo, por lo que los sindicatos mantenemos todas las medidas de presión convocadas, además de las que adicionalmente os iremos comunicando.