Consecuencias de la crisis en la salud física y mental (2)

La encuesta publicada recientemente por el Eurobarómetro y el último estudio de la Asociación Española de Psiquiatría Privada, constatan lo que desde USO llevamos denunciando en los últimos años: los recortes en prevención; las reestructuraciones de plantilla; la mala organización del trabajo; la deficiente conciliación de la vida laboral y personal; el desempleo y el miedo a perder el puesto de trabajo; el empeoramiento de las condiciones de trabajo y las reducciones salariares, hacen que el estrés sea el principal riesgo al que se exponen los españoles y suponen un deterioro en la salud mental de la población.

El 86% de los españoles considera que las condiciones de trabajo han empeorado durante los últimos cinco años coincidiendo con la crisis económica y financiera, frente al 9% que considera que siguen igual y el 4% que cree que han mejorado. El porcentaje de descontento sólo lo superan los griegos (el 88% ve un empeoramiento) y por detrás se sitúan Italia (85%) Eslovenia (84%) y Portugal (78%), según una encuesta del Eurobarómetro publicada este jueves.

Los aspectos que más disgustan a los españoles en su trabajo es la conciliación con la vida privada (el 37% se declara descontento, frente al 25% de media en la UE), así como los horarios (el 33% se dice insatisfecho, frente al 19% de promedio en la UE). La exposición al estrés es el principal riesgo para la salud al que se enfrentan los españoles en su puesto de trabajo (según declara el 44%), seguido de movimientos repetitivos o posturas dolorosas (40%) y levantar o cargar peso diariamente (28%).

La ansiedad o la depresión son dos de las patologías mentales con un mayor índice de prevalencia en España, ya que afectan al 40 por ciento de la población, según señala el doctor José Antonio López-Rodríguez, vicepresidente de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP), quien advierte de que éstos no son los únicos trastornos mentales que han aumentado en los últimos años, también patologías psiquiátricas como la esquizofrenia o el trastorno bipolar se han multiplicado a causa de los actuales estilos de vida.

Entre los cambios más llamativos se encuentra que ha cambiado el prototipo de persona depresiva, así hace unos años se identificaba depresión con mujer de entre 45 y 55 años que pertenecía a una clase social más desfavorecida y con menor nivel de estudio, “ahora ha surgido un nuevo grupo de riesgo: matrimonios jóvenes de entre 35 y 45 años con hijos y trabajando los dos”.

Volviendo a los datos del Eurobarómetro, la mayoría de los encuestados en España (56%, frente al 45% de media en la UE) no han sido consultados en el último año sobre cambios en la organización del trabajo y las condiciones laborales. Pero el 57% sí han sido informados sobre la situación financiera de la empresa y su futuro, incluyendo posibles reestructuraciones (63% de media en la UE).

El 76% de los encuestados asegura que en su empresa se les proporciona información sobre salud y seguridad en el trabajo, aunque sólo el 54% ha visto medidas concretas para prevenir problemas de salud o accidentes laborales y sólo el 26% describe actuaciones para adaptar el lugar de trabajo a personas mayores y colectivos especialmente sensibles.