CSI y movimientos sociales abandonan la Conferencia sobre el clima de Varsovia

La Confederación Sindical Internacional se ha sumado a organizaciones ecologistas y de la sociedad civil que han abandonado las negociaciones de la Conferencia sobre el Clima en Varsovia.

El protocolo de Kyoto dejará de estar vigente en 2020 y se esperaba en esta Conferencia obtener algún acuerdo para la reducción de emisiones. El problema es que ni siquiera se ha visto buena fe o voluntad de acuerdo por parte de muchos países.

Entre los detonantes del desacuerdo de las organizaciones sociales ha estado el anuncio de Japón y Canadá de dar marcha atrás en sus compromisos de reducción de emisiones, y la celebración de una cumbre paralela llamada del Carbón y del Clima, así como la presencia y dominio de grandes empresas contaminantes en la conferencia. Además, la presidencia del país anfitrión, Polonia, ha mostrado su adhesión a la industria del Carbón y del Fracking.

Si no se toman medidas para reducir las emisiones, la temperatura media terrestre podría incrementarse dos grados. Entre las consecuencias de este incremento están no sólo la perdida de ecosistemas, la desertificación y la desaparición de especies, sino también el aumento de fenómenos climatológicos extremos como grandes tormentas, sequías, inundaciones u olas de calor. Estos fenómenos causan pérdidas humanas muy dolorosas y condicionan el desarrollo económico de muchas regiones.

Ahora las organizaciones sociales que han abandonado la Conferencia del Clima, entre ellas la Confederación Internacional de Sindicatos, llamarán a la movilización en las calles para exigir un futuro sostenible para todos los ciudadanos y ciudadanas del planeta.