El ERE de Coca-Cola, punto y final

La Audiencia Nacional ha homologado el acuerdo alcanzado entre trabajadores y Coca-Cola Iberian Partners para la extinción de la relación laboral ante la imposibilidad legal y material de la readmisión de los trabajadores en idénticas condiciones a las anteriores al despido, al no existir ya las plantas embotelladoras.

Los trabajadores defendidos por la Unión Sindical Obrera (USO), en su mayoría acogidos en su día a la prejubilación y a bajas indemnizadas, han formalizado en el día de hoy, su recisión de contratos con unas buenas condiciones económicas, con todas las garantías fiscales, la recuperación de los dos años de prestación por desempleo, el reconocimiento del abono de los días de huelga realizados durante el ERE, y las aportaciones al plan de pensiones hasta el día de hoy.

El ERE de Coca-Cola finaliza como el sindicato USO adelantó y que terminaría, como así ha sido, con un incidente de readmisión, declarándose la extinción de la relación laboral (despido improcedente), con 45 días de indemnización.

La nefasta gestión de CC.OO., tras el éxito jurídico, ha llevado a un final en la misma Audiencia Nacional con un auto judicial de recisión de contratos con 45 días de indemnización, cuando CC.OO., UGT y CSI-F no aceptaron los 65 días ofertados durante la mediación de Pimentel para cerrar el ERE con un acuerdo, suponiendo una pérdida económica media por los 20 días cifrada en torno a 76.000 euros.

Desde la Unión Sindical Obrera se valora positivamente el acuerdo que pone fin al ERE de Coca-Cola, lamentando que este acuerdo no fue posible en la mesa de negociación, ante el rechazo frontal ejercido por CC.OO.