El ministro de Industria confirma los peores augurios sobre el coste energético para la industria

José Manuel Soria, en una conferencia en el Ágora de El Economista en la que también ha participado José Vía Iglesias en representación de la Federación de Industria de la USO, ha confirmado que en los próximos 15 días se publicará la Orden Ministerial que regulará el coste Energético respondiendo a los siguientes criterios:

La Cogeneración

Tendrá disminuciones importantes aprobándose finalmente en los términos conocidos sin grandes cambios, manifestando el Ministro que si en cualquiera de las distintas tecnologías se hacen modificaciones para reducir el recorte, habría que ver en que otras tecnologías sería necesario hacer un ajuste adicional.

Coste Energético para la Reindustrialización

El ministro ha explicitado la voluntad política del gobierno de apostar, al igual que en la Unión Europea, por el crecimiento del peso del sector industrial en el Producto Interior Bruto (PIB), siendo consciente de la necesidad de precios competitivos en la energía. El gobierno intenta conseguir éstos con la reducción de los costes del sistema aunque ello suponga una merma en los ingresos de las empresas operadoras. El gobierno velará por el interés general favoreciendo la reindustrialización y para ello dice que trata de disminuir el coste energético.

La Federación de Industria de la USO, coincide con el Ministerio en la necesidad de la reindustrialización, del crecimiento del peso de la Industria en el PIB y la necesidad de unos costes energéticos competitivos con nuestros competidores europeos. No compartimos en absoluto las medidas que viene tomando el ministerio de Industria sobre el coste de la energía con la reforma anunciada, que pondrá en grave riesgo de rentabilidad y viabilidad a sectores industriales importantes desde el punto de vista económico y del empleo, lastrando su competitividad.

Para la FI-USO la reforma de la cogeneración y el coste energético de las empresas grandes consumidoras de electricidad, está suponiendo un grave riesgo de deslocalización de inversiones y el peligro para el mantenimiento de más de 120.000 empleos industriales en sectores punteros en tecnología e innovación que contradice totalmente el discurso oficial del ministerio de Industria.

La Federación de Industria de USO continuará demandando un coste energético industrial competitivo, que permita continuar con inversiones que garanticen el empleo en estas empresas directamente afectadas por la reforma, estudiando la realización de movilizaciones de los trabajadores afectados por la reforma energética de próxima aprobación.