La Cumbre Social llama a la participación en los actos del 1º de Mayo

La Cumbre Social, de la que USO forma parte, anima a participar activamente en los diversos actos y manifestaciones de este 1º de Mayo, que tiene que ser más reivindicativo que nunca, porque las políticas aplicadas en los últimos años han alimentado una recesión de devastadores efectos sobre el empleo, la cohesión social y la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas tanto de España como del resto de Europa. La intransigente actitud de las autoridades comunitarias con Grecia, es un hecho intolerable que acabará minando el propio proyecto de construcción Europea.

Se ha pretendido salir de la crisis impulsando un capitalismo más agresivo, aplicando una política de recortes y reformas y el resultado ha sido el desmantelamiento de los servicios públicos y la reducción de los sistemas de protección social propias del Estado de Bienestar; la erosión de los derechos laborales; la devaluación del trabajo; la precariedad laboral; el aumento del desempleo; más pobreza, más desigualdad y mayor riesgo de exclusión social; peores infraestructuras; menos inversión productiva; una regresión de libertades individuales y derechos fundamentales que suponen un paso atrás en nuestro modelo democrático de convivencia; la reforma del Código Penal; la Ley de Seguridad Ciudadana (conocida como “ley mordaza”); el proyecto de regulación de la interrupción del embarazo; los intentos de restringir el acceso a la justicia; las iniciativas y las propuestas para limitar el derecho de huelga que ha abierto procesos penales o administrativos a sindicalistas derivados de su actuación en defensa de los trabajadores y la promoción de los valores constitucionales. Actuaciones todas ellas que la Cumbre Social rechaza.

En el Día Internacional del Trabajo, la Cumbre Social Estatal rechaza rotundamente las políticas de austeridad y los recortes que han mostrado su absoluto fracaso.

Si bien el momento actual es favorable, porque algunos factores externos han favorecido el cambio de ciclo económico, como la relajación de la política monetaria por parte del Banco Central Europeo, la devaluación del euro frente al dólar, el crecimiento de la economía estadounidense, la caída de los precios del petróleo o la atracción coyuntural de turismo de otras zonas. Eso no significa que hayamos salido de la crisis, ya que dicha salida se producirá cuando los ciudadanos y ciudadanas perciban una mejora económica y mejoren su bienestar, como resultado del cambio de las políticas aplicadas.

Por eso, en este 1º de Mayo, la Cumbre Social se suma a las reclamaciones sindicales de un cambio urgente en la política económica en nuestro país, que ponga en el centro la reactivación de la actividad y la creación de empleo estable y con derechos, a partir de un cambio de modelo productivo hacia uno más sostenible y equilibrado.

La Cumbre Social Estatal apoyará las reivindicaciones que llevan a cabo la Confederación Sindical Internacional-CSI y la Confederación Europea de Sindicatos-CES, sobre el fin de todos los conflictos bélicos y actuaciones terroristas y de las violaciones de los derechos laborales, sindicales y civiles en todo el planeta; el reforzamiento de la lucha internacional contra la pobreza, y en especial contra la pobreza infantil; la puesta en marcha de una verdadera política de migraciones de ámbito europeo; la retirada o revisión de iniciativas internacionales como la Directiva europea sobre los secretos comerciales y el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP); y la promoción de la paz y de un nuevo orden internacional que sirva para promover mayores niveles globales de democracia, solidaridad, justicia social y sostenibilidad medioambiental.