Los trabajadores de supermercados de Asturias irán seis días a la huelga en diciembre

Los trabajadores del sector de minoristas de alimentación de Asturias, unos 12.000, han decidido en asamblea convocar huelga seis días en diciembre, 22, 23 y 24, y 29, 30 y 31, tras la ruptura de las negociaciones del convenio sectorial, por la negativa de la patronal a moverse de una oferta de subida anual por debajo del 1,5%, algo más de 11 euros.

“El sueldo medio en el sector es de 774 euros al mes, muchos de los trabajadores tienen que prorratearse sus pagas extras para llegar a fin de mes, no están pidiendo ninguna locura”, explica Marga Quintano, asesora de la Federación de Servicios de USO Asturias en la negociación de este convenio. El convenio sectorial enmarca a 12.000 trabajadores de supermercados de los 50.000 que hay en el Principado, ya que el resto tienen convenio colectivo propio. “Llevan una década de congelaciones y recortes, además de EREs brutales, como el que Dia llevó a cabo en El Árbol cuando lo absorbió, ya es hora de que la recuperación se refleje en dignificar salarios”, continúa Quintano.

Los trabajadores solicitan una subida lineal de 50 euros, que de media supondría en torno a un 3,5%. Durante las negociaciones llegaron a ofrecer rebajarlo a 27 euros si se hubiera firmado el convenio de buena fe, sin tener que recurrir a las movilizaciones que ahora se convocan. “Para el sector es muy difícil soportar seis días de huelga con su sueldo, pero la convocatoria ha sido respaldada sin fisuras, la situación es insostenible, nos han pedido en la asamblea que nos reafirmemos en la petición inicial de subida de 50 euros mensuales, sin concesiones”, continúa la asesora de USO Asturias.

Según los datos recabados para la negociación del convenio, las empresas llevan cinco años consecutivos aumentando sus ventas, siendo el crecimiento del 3,5% en 2017 y habiendo subido los beneficios netos considerablemente desde los 12 millones de euros en 2014 a los 21,4 millones en 2016. “Los trabajadores ya hicieron el esfuerzo durante diez años, ahora toca el reparto de la recuperación”, resume Marga Quintano.