Manifiesto 15D: Los recursos públicos, para la ciudadanía. ¡Más empleo y compromiso social!

Cartel 15D bannerUSO ante la próxima aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2015, manifiesta su rechazo a la actual propuesta, a la vez que nuestras reivindicaciones orientadas a que los mismos estén al servicio de las personas, de la vida y del trabajo de las mismas, y no de las políticas de recortes y austeridad amparadas hasta la fecha y promovidas por los grupos de poder económico y financiero que nos han llevado a la actual y persistente situación de crisis económica, del empleo, democrática y social.

Los PGE, deben ser un instrumento esencial para corregir las desigualdades que, tras siete años de crisis económica y de políticas de recortes antisociales, han aumentado de forma alarmante en nuestra sociedad.

Por ello, reivindicamos unos presupuestos que apuesten por la inversión en los servicios sociales básicos, en sanidad, educación, investigación y dependencia, que generen creación de empleo, con calidad y derechos del mismo, así como unos servicios públicos que aseguren la protección social de todos los ciudadanos y muy singularmente de los sectores más vulnerables.

Los PGE para 2015, elaborados a partir de un cuadro macroeconómico condicionado por factores externos que los pueden convertir en inviables, contienen una serie de medidas que, desde la USO, creemos que deberían modificarse para dotarlos de un mayor contenido social, de manera que la ciudadanía deje de ser la que, con su sacrificio, siga cuadrando las cuentas del Estado.

El proyecto de PGE mantiene la congelación salarial a los funcionarios, por quinto año consecutivo, a la vez que se mantienen las restricciones a la contratación de personal laboral temporal y el de funcionarios interinos. La continua pérdida de poder adquisitivo de los empleados públicos y las bajísimas tasas de reposición afectan a las condiciones laborales de este sector y conllevan grandes carencias en los propios servicios públicos.

Por otra parte, las medidas de reforma fiscal puestas en marcha son injustas e insuficientes, contradiciendo la necesaria equidad en el reparto de las cargas tributarias, disminuyendo la progresividad fiscal, beneficiando a las rentas más altas y rentas del capital, no combatiendo el fraude y la evasión fiscal, y aumentando con todo ello las desigualdades sociales.

Para la USO es necesario emprender una decidida acción contra la degradación salarial y por la recuperación de las retribuciones del trabajo, así como por el incremento, de forma significativa, tanto del SMI como del IPREM, y la fijación de una Renta Social Mínima con la que evitar la exclusión social de las personas sin percepciones económicas, poniendo los recursos públicos al servicio de la ciudadanía. Exigimos la puesta en marcha de medidas con las que reactivar la economía real, retroalimentando a su vez la demanda interna y el empleo como medidas sustanciales para superar la crisis y evitar una tercera recesión que amenaza de nuevo sobre el panorama europeo y de nuestro país.