El Hospital Gómez Ulla de Madrid, centro de referencia para recibir a las primeras personas en contacto con el coronavirus

El Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla de Madrid activó este martes el protocolo de actuación para recibir a los españoles repatriados desde Wuhan a consecuencia de la epidemia del coronavirus. El lugar designado por el Ministerio de Sanidad como la Unidad de Referencia Nacional de Infecciosos es la planta 22, donde han empezado a realizar simulacros de equipamiento de EPI.

Sin embargo, los trabajadores no han recibido una formación específica sobre el nuevo virus y su concreto protocolo de actuación. Lo que sí han recibido es una caja de cartón que incluye los EPI: tres pares de guantes, tres mascarillas y tres batas, y un folio con siete puntos a seguir ante casos sospechosos con síntomas respiratorios y/o fiebre que haya viajado o tenido contacto con personas que hayan viajado a China.

Hay aún desconocimiento sobre las formas de transmisión de la enfermedad: no se está seguro de la transmisión de humano a humano. Aunque el portador no presente sintomatología externa, los repatriados serán evaluados por Sanidad Externa y, si no presentan síntomas, deberán estar en cuarentena por un período de dos semanas, el máximo estipulado.

El Ministerio de Sanidad ha publicado el procedimiento de actuación frente a casos dell nuevo coronavirus covid-19, en el que se pide investigar los casos que cumplan con criterios epidemiológicos (reciente viaje a la ciudad de Wuhan, China, o en contacto estrecho con un caso confirmado) y clínicos (infección respiratoria aguda grave, fiebre o antecedentes recientes de fiebre y clínica de infección respiratoria aguda).

Medidas preventivas básicas para el control del coronavirus y ante un posible contacto con el covid-19

En relación con las medidas preventivas y de control de la enfermedad, desde el Gabinete de Salud Laboral de USO aconsejamos seguir las indicaciones que marca el procedimiento: precauciones estándar, precauciones de contacto y precauciones de transmisión por gotas. Los coronavirus se transmiten principalmente por las gotas respiratorias de más de 5 micras y por el contacto directo con las secreciones infectadas. También podrían transmitirse por aerosoles en procedimientos terapéuticos que los produzcan.

Así, las recomendaciones mínimas a seguir, por las personas trabajadoras en posible contacto con el virus, son:

  • El personal sanitario, de cualquier servicio, debe establecer de forma rápida si un paciente con Infección Respiratoria Aguda (IRA) cumple los criterios de caso en investigación de coronavirus covid-19.
  • En los centros sanitarios, los pacientes que se identifiquen como casos en investigación deberán separarse de otros pacientes. Se les pondrá una mascarilla quirúrgica y serán conducidos de forma inmediata a una zona de aislamiento. El personal que los acompañe hasta la zona de aislamiento llevará también mascarilla quirúrgica.
  • Los casos en investigación y confirmados que requieran ingreso hospitalario deberían ser ingresados en aislamiento de contacto y por gotas. En caso de situaciones en las que se prevé que se van a generar aerosoles, se recomiendan habitaciones con presión negativa.
  • El personal sanitario que atienda a casos en investigación o confirmados por infección por este coronavirus o las personas que entren en la habitación de aislamiento (familiares, personal de limpieza, etc.) deben llevar un equipo de protección individual para la prevención de infección por microorganismos transmitidos por gotas y por contacto. El EPI debe incluir bata impermeable, mascarilla, guantes y protección ocular de montura integral. Aunque por el momento no existe evidencia clara de transmisión aérea, se recomienda como medida de precaución la utilización de mascarilla FFP2.
  • En los procedimientos médicos que generen aerosoles, que incluyen cualquier procedimiento sobre la vía aérea, como la intubación traqueal, el lavado bronco-alveolar o la ventilación manual, se deberán reducir al mínimo el número de personas en la habitación y todos deben llevar mascarilla, protección ocular, guantes y batas impermeables de manga larga.
  • Cuando sea necesario realizar el transporte del paciente, se realizará en una ambulancia especialmente preparada, con la cabina del conductor físicamente separada del área de transporte del paciente. El personal que intervenga en el transporte deberá ser informado previamente y deberá utilizar equipo de protección individual adecuado. Una vez finalizado el transporte, se procederá a la desinfección del vehículo y a la gestión de los residuos producidos.
  • Se deben seguir los protocolos de descontaminación, mantenimiento y eliminación de residuos utilizados habitualmente para otro tipo de microorganismos con el riesgo de propagación y mecanismo de transmisión similar. Los residuos se consideran residuos de Clase III o como residuos Biosanitarios Especiales, se considerarán como residuo Biosanitario Especial del Grupo 3, similar a la tuberculosis.
  • Estos virus se inactivan tras 5 minutos de contacto con desinfectantes normales como la lejía doméstica. El personal de limpieza utilizará equipo de protección individual adecuado al realizar la limpieza y desinfección de las superficies con las que ha estado en contacto el paciente.