Miles de personas reivindican con USO la regeneración democrática, social y sindical en el 1 de Mayo

Miles de personas han participado en las distintas movilizaciones y concentraciones convocadas por USO en toda España reivindicando la necesaria y urgente regeneración democrática, social y sindical. Por la regeneración democrática, del trabajo y la justicia social, ha sido el lema con el que USO ha querido subrayar la necesidad urgente de propiciar cambios sustanciales en el contexto social y económico que nos rodea, que beneficien prioritariamente a las personas y en el que las organizaciones sindicales no pueden quedar impasibles y ser meros espectadores. “Tenemos que protagonizar esos cambios, y debemos exigir a los poderes políticos, empresariales y económicos una auténtica regeneración: moral, democrática, económica, política, social y sindical”, destacó Julio Salazar, secretario general de USO.

Tras la manifestación por las calles de Madrid, en la que participaron alrededor de 2.000 personas, el Secretario General de USO destacó que, en el denominado proceso de recuperación de la crisis, los dirigentes políticos “se han olvidado de que antes de la palabra mercado viene el término social, y que el Trabajo con mayúsculas, y sus componentes sustanciales, como son el empleo digno, la protección social y los derechos laborales, siguen afectados gravemente”.

En el Día Internacional del Trabajo, USO ha denunciado el desmesurado aumento de las desigualdades sociales, con más de 5 millones de personas en paro, entre ellos, el 54% de los jóvenes, desperdiciando el talento de una de las generaciones mejor formadas; los 1,8 millones de hogares con todos sus miembros activos sin empleo, o los 3 millones de ciudadanos en pobreza extrema, además de otros 10 millones que están por debajo del umbral de la pobreza. Salazar destacó durante su intervención ante los afiliados y simpatizantes de USO en el Parque Eva Duarte de la capital, que, en la actualidad, “1 de cada 10 trabajadores con empleo están en situación extrema, porque tener un trabajo hoy, incluso un trabajo estable, no conlleva necesariamente el abandono de la pobreza”.

Este 1º de Mayo ha servido también como escenario para reivindicar una regeneración del empleo, cuya calidad ha sido gravemente dañada en los últimos años, con la masificación de los contratos eventuales, precarios y mal pagados, en los que tan solo el 5% son de duración indefinida y a jornada completa.

“Las personas y el trabajo decente deben situarse en el epicentro de las políticas, con la recuperación del empleo digno, pleno y con derechos, con retribuciones suficientes, con un reparto equitativo de las rentas tributarias, y con la implantación de una Renta Social Mínima que evite la exclusión social y garantice unas condiciones decentes de vida”, reivindicó Salazar.

Igualmente, Salazar defendió la regeneración sindical y la reforma de la Ley Orgánica de Libertad Sindical “para democratizar la vida sindical y que exista de una vez libertad plena con la que abrir el sindicalismo a los jóvenes, a los sin empleo, a los pensionistas, a los necesitados, además de a los ocupados, para que con la fuerza del trabajo organizada se pueda cambiar la situación de desigualdad social”.

Durante su discurso, el Secretario General de USO tuvo palabras de recuerdo con “cuantos, con su esfuerzo personal y lucha colectiva, han ido forjando el movimiento obrero y sindical, y logrando las conquistas sociales y laborales que después disfrutamos las generaciones posteriores”.