Ryanair retoma su táctica de desinformación a los trabajadores

  • Hace un envío masivo entre la plantilla mintiendo sobre los motivos de cierre y tratando de enfrentar a tripulantes y pilotos

Los sindicatos SITCPLA y USO denuncian que, tras el anuncio de cierres y despidos en España, Ryanair vuelve a su táctica de envío de comunicados internos o “memos” para desinformar y enfrentar a las plantillas entre colectivos y con sus representantes. Darrell Hughes, director de Estrategia de Recursos Humanos y Operaciones de Ryanair, fue el encargado tanto de romper la mesa de mediación en el SIMA y anunciar el cierre de Las Palmas y Tenerife Sur a los representantes sindicales, como de anunciárselo personalmente a los trabajadores en las bases. Solo unas horas después, enviaba a la plantilla un memorándum “cargado de mentiras y con la única intención de enfrentar a los trabajadores entre ellos y con sus delegados para tratar de amortiguar una huelga imparable”, confluyen los representantes de USO y SITCPLA.

“En el escrito, se jactan de haber cumplido con el acuerdo de 9 de enero y nos acusan a los sindicatos de boicotearlo, incumplirlo y romperlo. Si hubiéramos querido dinamitar el acuerdo, ya estaría roto desde el 2 de febrero, cuando cientos de tripulantes deberían haber sido plantilla Ryanair y no lo eran. Hemos tenido paciencia para ir sumando mejoras poco a poco, a pesar de que la empresa, las pocas veces que ha cumplido, ha cumplido tarde”, explica Manuel Lodeiro, portavoz de SITCPLA.

Con respecto a los motivos del cierre de bases, “también difiere entre lo que dice en la mesa, lo que dice en persona y lo que escribe en sus comunicados. En los aeropuertos puso el Brexit como un obstáculo insalvable, sumado al retraso de los aviones. En el ‘memo’, ni lo menciona. No sabemos si ha dejado de ser un motivo o directamente no lo ha sido nunca. Ahí, sin embargo, culpa veladamente al acuerdo y sus costes como uno de los motivos de la falta de rentabilidad de las bases”, amplía Jairo Gonzalo, secretario de Organización de USO-Ryanair.

“Alguien que tiene esta actitud, que se presenta en dos centros de trabajo que quiere cerrar y que ni siquiera les dice a sus trabajadores cuántos se quedan en la calle y cuántos tienen posibilidad de recolocación no se puede considerar una persona válida para dirigir los Recursos Humanos de una compañía de implantación europea. Debería dimitir nada más haber puesto un pie en Dublín a su regreso”, añade Lodeiro.

Otro de los puntos del comunicado, que ya ha tenido una respuesta conjunta por parte de ambos sindicatos con sus correspondientes desmentidos, “busca la confrontación con los pilotos. Ya nos separaron en las reuniones y ahora compara a unos sindicatos con otros, cuando ambos colectivos tenemos nuestros representantes por nuestras diferentes características, pero en ningún momento hemos tenido enfrentamientos ni defendemos intereses diferentes que no sea el mantenimiento de las bases, del empleo y de unas condiciones dignas para todos”, concluye Jairo Gonzalo.

NdP Ryanair retoma su táctica de desinformación a los trabajadores