Se estanca la negociación del Convenio de Mayoristas Farmacéuticos por la postura de la Patronal

La negociación del Convenio de Mayoristas Farmacéuticos ha vuelto a estancarse por el escaso interés mostrado por la Patronal a la hora de negociar el convenio colectivo, ya que la Patronal se ha fijado como objetivo suprimir la antigüedad, algo a lo que USO se opone frontalmente.

La patronal comenzó la reunión especificando que es una prioridad para ellos suprimir el concepto salarial de antigüedad y que para ello están dispuestos a estudiar propuestas, por parte de los sindicatos, que vayan en esa línea.

Los sindicatos integrantes de la mesa manifestaron que la antigüedad no se iba a eliminar, considerando que el empeño de la patronal por seguir con ese planteamiento está obstaculizando la negociación. La parte social incidió en que la principal diferencia se encuentra en que la Patronal traslada la existencia de una situación de crisis económica en el sector, mientras que el análisis sindical es diferente porque las empresas han mantenido beneficios a pesar de los recortes en gasto farmacéutico.

Se trata, por tanto, de diferentes escenarios y para poder avanzar se hace necesario que la parte empresarial reconozca que no estamos en un contexto de inestabilidad económica como el de los últimos años, en los que se optó por la congelación salarial para mantener los puestos de trabajo.

La posición de USO en este momento es la de reflexionar con nuestros compañeros y compañeras para saber qué es realmente lo que necesitamos y si estamos dispuestos a movilizarnos para conseguir defender nuestros derechos.

Desde USO, al igual que el resto de sindicatos en la mesa, creemos que la propuesta planteada por la patronal es innegociable, e invitamos a todos los trabajadores y trabajadoras del sector a que muestren su indignación ante semejante propuesta. Finalmente se ha emplazado a una nueva reunión en el mes de septiembre.