USO celebra un 28 de abril reivindicativo y de homenaje a las víctimas

La Unión Sindical Obrera ha celebrado el Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, con actos reivindicativos y asambleas de delegados y delegados en diferentes puntos de España: Euskadi, La Rioja, Islas Baleares, Murcia, Aragón, Cantabria… En todos los actos se ha guardo un minuto de silencio por las víctimas de accidentes laborales, que en 2013, han ascendido a la escalofriante cifra de 540 personas que han perdido la vida trabajando.

Este año USO ha querido poner su foco de atención en las enfermedades profesionales, las grandes olvidadas de la prevención, dado que sus consecuencias no son instantáneas, se ocultan y se ignora que es necesario combatir los riesgos que la provocan, de hecho el 83 por ciento no son reconocidas como tales. Desde USO seguimos denunciando los brutales recortes en materia de prevención, en un contexto de precariedad laboral, desempleo e inestabilidad que hace que los trabajadores y trabajadoras acudan enfermos al trabajo por miedo a perder su empleo. El marco legal actual, sobre todo la facilitación del despido por ausencias justificadas que recoge la Reforma Laboral, agrava más aún esta situación.

En todos los actos celebrados por USO se ha denunciado y solicitado la retirada del anteproyecto de Ley de Mutuas, que lejos de pretender buscar a una mejor protección de los Accidentes y Enfermedades del Trabajo, otorga casi plenos poderes a las Mutuas en el control de las Contingencias Comunes, en las que podrán dar altas una vez se apruebe la Ley.

Desde la USO exigimos al Gobierno que retire el Anteproyecto de Ley de Mutuas; las Administraciones Públicas deben garantizar la protección de la salud, poniendo como prioridad establecer políticas para el adecuado reconocimiento del origen profesional de todos los accidentes y enfermedades que lo sean, así como para hacer cumplir a las empresas y a la administración sus obligaciones en materia de Salud Laboral.