USO exige medidas ante los intolerables niveles de siniestralidad laboral

El Ministerio de Empleo ha publicado los datos actualizados de la estadística de accidentes de trabajo, que abarcan el periodo desde enero a junio. Como ya se percibió en los datos del 2014, la tendencia al aumento de la siniestralidad se confirma.

Además, desde USO denunciamos la falta de visibilidad y debate social sobre la siniestralidad laboral que, por desgracia, parece que estuviera socialmente asumido que puedas sufrir daños, enfermedades o morir en el trabajo. Ante la avalancha de accidentes que están ocurriendo y con 285 muertos hasta junio de este año -16 más que en 2014- las instituciones no toman ningún tipo de medida y los medios sólo se hacen eco de una pequeña parte de estos accidentes, cuando destacan por su especial dramatismo.

Entre enero y junio de este año, con respecto al mismo periodo del año anterior, han tenido lugar un 6,7% más de accidente con baja, los accidentes “In Itinere” subieron un 7,7% y los notificados sin baja, aumentaron un 1,7%. Con cifras como 254.197 accidentes con baja y 345.701 sin baja hasta junio,algo está fallando en la prevención, pero el Gobierno no ha movido un dedo, ni ha dado explicaciones públicas, ni ha anunciado ninguna medida.

Desgraciadamente en los últimos tiempos, todos tenemos compañeros, amigos o conocidos que han sufrido accidentes laborales y algunos de bastante gravedad. Desde la USO, hemos advertido que la precariedad y el brutal recorte en medidas preventivas, así como el insuficiente control a las empresas del cumplimiento legal, incluso habiendo denuncias de nuestros delegados y delegadas de por medio, pueden estar detrás de esto.

El accidente más grave en lo que va de año ocurrió en Pirotecnia Zaragozana y ha dejado por el momento 6 muertos y 6 heridos. Desde la USO mostramos nuestra solidaridad con los heridos y las familias de los fallecidos y exigimos que se abra una investigación para averiguar las causas y aclarar responsabilidades.

Las cifras son tan altas que es momento de empezar a plantearnos si la forma en que se organiza el sistema preventivo en las empresas y organismos públicos en España es el adecuado. Habitualmente los profesionales de la prevención se quejan de que tienen las manos atadas, los recortes y regulaciones de empleo los afectan tanto o más que al resto de trabajadores. Poco pueden hacer si no tienen medios, además si en la empresa no hay una sólida cultura preventiva, son muchos los directivos o gerentes que torpedean su trabajo porque creen que la prevención choca con la producción.

En cuanto a los técnicos de los servicios de prevención ajenos, la saturación de trabajo a la que se ven sometidos y en muchos casos la falta de colaboración o de interés de quienes mandan en los centros de trabajo que visitan, impiden que conozcan qué ocurre realmente en las empresas. Sin un profundo conocimiento de la actividad no se pueden evaluar y controlar los riesgos.

Por ello, es necesario que la legislación garantice la eficacia de los servicios de prevención, bien sean propios o ajenos, y que se asegure el cumplimiento de la Ley. Por el momento y mientras no se diseñe un sistema preventivo más eficaz o se mejore el que tenemos, la única herramienta para exigir que las empresas cumplan la Ley es la Inspección de Trabajo. Por ello desde USO no nos cansamos de pedir más medios materiales y sobretodo más efectivos para este organismo tan importante en la defensa de unas condiciones de trabajo seguras.