USO se manifiesta ante la Embajada de Turquía en Madrid

Un grupo de manifestantes de la USO de España se ha concentrado el día 21 de junio ante la Embajada de Turquía en Madrid en solidaridad con el pueblo turco y con los sindicatos DISK y KESK ante la represión que están sufriendo por parte del Gobierno de Tayyip Erdoğan y en protesta por la limitación de las libertades públicas en aquél país, incluidos los derechos sindicales.

La acción de la USO responde al llamamiento realizado por la Confederación Sindical Internacional (CSI) y otras Federaciones sindicales internacionales –como la ITF- para frenar la violencia brutal y excesiva empleada contra los 10 millones de ciudadanos que han participado en las protestas pacíficas en todo el país durante los últimos veinte días, y que han causado hasta el momento 5 muertos y 7.500 heridos. Entre las movilizaciones, las centrales sindicales DISK y KESK convocaron una huelga general el lunes 17 de junio que fue igualmente reprimida de forma severa.

 

USO intentó entrevistarse con la embajadora de Turquía en España y entregar en la legación diplomática una carta dirigida al Primer Ministro Erdoğan, pero los miembros de la Embajada se negaron en rotundo y llamaron a la Policía Nacional para disolver el piquete. Ello evidencia una vez más las actitudes antidemocráticas del Gobierno turco.USO se ha visto obligada finalmente a enviar su carta por correo postal, en la que se solicita:

  • Ponga fin a la violencia y la represión contra protestas pacíficas y aborde las demandas formuladas por los/las manifestantes.
  • Haga rendir cuentas, despida y enjuicie a los responsables de las miles de personas heridas y la muerte de Mehmet Ayvalıtaş, Abdullah Cömert, Ethem Sarısülük y Mustafa Sarı.
  • Garantice el derecho a la libertad de reunión en todas las zonas públicas, incluida la plaza Taksim.
  • Garantice que todos/as los/las sindicalistas que ejerzan su derecho a la libertad de reunión no sean despedidos/as.
  • Ponga inmediatamente en libertad a los/las ciudadanos/as que hayan participado en las protestas pacíficamente y retire todos los cargos contra ellos.
  • Ponga inmediatamente en libertad a los/las sindicalistas de KESK, los/las periodistas detenidos/as y cualquier otra persona retenida de manera injusta por acciones legítimas de protesta y oposición.
  • Elimine todas las barreras legales y prácticas contra el ejercicio de los derechos sindicales y el derecho de huelga.
  • Garantice que los/las manifestantes heridos/as tengan acceso a una atención médica adecuada.
  • Deje de utilizar medidas prohibitivas contra el uso de las redes sociales.