28 de junio, Día del Orgullo LGTBI+

Hoy, 28 de junio, es un día clave para la reivindicación de los derechos del colectivo LGTBI+ y desde USO nos sumamos a estas reivindicaciones, a la vez que denunciamos cualquier tipo de discriminación, especialmente, la sufrida en sus puestos de trabajo.

Pese a los avances sociales y culturales que hemos vivido en los últimos años, todavía queda mucho por hacer en pro del colectivo. Medidas como la aprobación de leyes LGTBI+ y de leyes específicas para que las personas trans tengan los mismos derechos, son tareas pendientes que quedan en la agenda política y social de nuestro país.

En los últimos años, se han aprobado, a falta de una ley estatal, diferentes leyes que benefician al colectivo trans en diferentes comunidades autónomas; en otras, están en fase de negociación o de proyecto, como es en el caso de La Rioja, donde la USO hará una campaña de apoyo para que el parlamento de La Rioja apruebe la ley trans en la comunidad autónoma.

Desde USO pedimos, no solo que se aprueben este tipo de leyes, sino que se doten de los medios económicos necesarios para que su implantación y puesta en marcha sean una realidad y no se queden en un mero trámite parlamentario o en una simple foto de prensa.

Como organización sindical nos preocupan los datos estadísticos referentes a la situación del colectivo en el ámbito de trabajo, ya que un 30% de las personas LGTBI+ se sienten discriminados o sufren discriminación en el ámbito laboral, por el mero hecho de ser LGTBI+, y un 60% no da a conocer su condición sexual. En algunos ámbitos laborales, como por ejemplo en la educación, un 95% de los profesionales, no dan a conocer su condición sexual o identidad de género.

Según datos del Eurobarómetro sobre las condiciones de trabajo, un 76% de los trabajadores y trabajadoras en España se sienten cómodos con compañeros y compañeras LGTBI+, un 13% por encima de la media Europea. Por desgracia, el Eurobarómetro también refleja que el ser persona LGTBI+ supone una desventaja del 44% en España, un 13% más que la media de la UE de los 28, a la hora de conseguir un puesto de trabajo.

Un 73% de las personas LGTBI+ recibe a diario o de forma frecuente bromas en el trabajo sobre su condición sexual o identidad de género, “bromas” que hacen que el trabajador o trabajadora afectada se sienta incómoda en el trabajo, casi un 48% sufren un trato discriminatorio y un 20% tienen problemas para la promoción laboral. En muchas ocasiones, estas situaciones son el principio de casos de acoso laboral, agresiones o incluso, despidos. Muchos de los trabajadores y trabajadoras LGTBI+ sufren ansiedad en el trabajo por el miedo de mostrarse tal y cómo son y, en la mayoría de las ocasiones, evitan dar cualquier tipo de información sobre su vida privada por miedo al rechazo o a las posibles consecuencias.

Cuando se producen cualquier tipo de agresiones o discriminaciones en el trabajo, un 30% de las personas afectadas acude a la dirección de la empresa para solucionarlo; un 9% acude a sindicatos y organizaciones LGTBI+; un 4% reclama ante la Administración; un 3% acude a la vía judicial, y un 1% denuncia ante la Defensoría del Pueblo. Nos preguntamos, ¿43% el resto no toma ningún tipo de medida?

Desde USO animamos a las personas LGTBI+ que sufren cualquier tipo de discriminación en el trabajo a que acudan al sindicato si necesitan ayuda profesional, ya que la visibilización del problema, es la única forma de ponerlo de manifiesto y acabar con él. Además, pedimos a la Inspección de Trabajo que forme a sus profesionales en materia LGTBI+ para que puedan actuar frente a las posibles denuncias de discriminación laboral por razón de orientación sexual o de identidad de género, para que la víctima se sienta en un ambiente de confianza y no cuestionada.

La formación de grupos especializados en diversidad afectivo sexual de los cuerpos y fuerzas de seguridad, deben servir de ejemplo en el conjunto de la Administración, para que, cada vez, sea una Administración más plural, abierta y para que cuando surja un conflicto, la víctima se sienta cómoda.

Porque las personas LGTBI+ al igual que el resto de trabajadores y trabajadoras no deben sufrir ningún tipo de discriminación laboral, desde USO creemos que sigue siendo necesario, más que nunca, conmemorar el 28 de junio, para poder dar voz y denunciar aquellas situaciones que algunas personas no pueden.