Las trabajadoras de limpieza de Cantabria, a la huelga indefinida el 1 de agosto por convenio sectorial digno

Tras el apoyo en las asambleas de Santander y Torrelavega a la huelga indefinida en caso de que las patronales no ofertaran una subida salarial digna para el próximo convenio sectorial, USO Cantabria, con CCOO y UGT, ha convocado dicha huelga indefinida a partir del próximo 1 de agosto.

Las patronales del sector ofrecieron en la última mesa negociadora una subida del 1,3%, un 0,3% por encima del 1 en el que se habían enrocado. Una oferta muy alejada de la subida necesaria para recuperar cuatro años de congelación salarial y que ni siquiera contempla cantidades similares a las que se barajan para la subida del IPC de este año, que está ahora en el 2,3%.

A la salida del Orecla, Gustavo Peña, coordinador de la Federación de Servicios de USO en Cantabria, se lamentaba del estancamiento de las negociaciones “no solo en la parte salarial, sino en las condiciones laborales. Entre las mejoras que solicitamos está el ampliar las jornadas parciales de las ya contratadas, para que tengan unos salarios más dignos no solo por la subida”.

Peña incide en que “la postura de Arelca y Aspel, las patronales, es cada vez más absurda, pues demuestran con esta oferta la pantomima del Acuerdo de Negociación Colectiva que, aun siendo insuficiente, ni ellos mismos están dispuestos a cumplir”.

Las 6.000 trabajadoras, mujeres en su mayoría, llevan meses con el convenio paralizado. Un nutrido grupo de afectadas estuvieron el viernes a las puertas del Orecla apoyando a sus representantes en la negociación, con pancartas con lemas como “la patronal quiere un convenio de esclavos” o “la patronal nos condena a un convenio precario”.

Hoy, a mediodía, el sector de la limpieza se reúne con la patronal asturiana por el mismo conflicto: un convenio digno que agrupe a los 12.000 trabajadores del Principado. Tras su primera concentración, la falta de avances en la negociación podría terminar igualmente en huelga.