AGOSTO NEGRO PARA LA VIOLENCIA MACHISTA

Desde USO observamos con gran preocupación el terrible repunte de la violencia machista en 2014. Hemos tenido un agosto negro, con 9 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas, el peor año desde 2008, en el que fueron asesinadas 14 mujeres.

En lo que llevamos de 2014, un total de 41 mujeres han sido asesinadas, cifra que supone un aumento de 9 víctimas más que en las mismas fechas del año pasado. En 27 de los casos, ambos eran pareja, mientras que en 13, habían puesto fin a su relación. Otro dato alarmante, más del 60% de las mujeres asesinadas convivían con su agresor.

Por todo ello, desde la Unión Sindical Obrera (USO) solicitamos al Gobierno que analice profundamente la incidencia de la crisis económica en el repunte de este tipo de violencia y que subsane las deficiencias que se aprecian en el sistema de atención y protección a las víctimas.

“La sociedad debe luchar contra la violencia machista desde la prevención, asistencia y protección a las víctimas, sin que los presupuestos destinados a ello se vean mermados por una situación económica que, en gran medida, los agrava. La lucha contra la violencia de género requiere de mayor financiación, más medidas de prevención, sensibilización y educación, así como una mayor protección a las víctimas para acabar con este grave problema social”, recalca Sara García, secretaria confederal de Acción Sindical e Igualdad de USO.

“El Gobierno, en vista de las cifras que estamos registrando este año, debería replantearse su política e ir al fondo del problema apelando a la responsabilidad de todos los sectores implicados, centrándose en la prevención y en la atención a los menores, ya que pronto, si todo sigue igual, se superará la cifra del 2013, con 54 mujeres asesinadas”, destaca la Secretaria de Acción Sindical e Igualdad de USO.

Desde USO instamos también al Observatorio de la Violencia de Género a que, en su próxima reunión, revise y analice en profundidad cuál es la situación que atraviesa la violencia machista en España y plantee soluciones. “Debemos cuestionar la eficacia de las medidas de protección, que no están dando los resultados pretendidos, analizar cómo la crisis sigue afectando a estas situaciones de violencia y qué ocurre con las denuncias presentadas porque, tan solo 11 de las 41 mujeres asesinadas denunció, y únicamente fueron concedidas medidas de protección a 8 mujeres”, detalla Sara García.

Para USO, los mecanismos legales y de protección contra la violencia de género están fallando y hay que analizar las causas y definir las soluciones para erradicarla y para evitar que la sociedad perciba esta violencia como un fenómeno asumido.

Descarga NdP Agosto negro para la violencia machista