Baja el paro registrado pero no mejora la contratación

• La triste realidad es que ha caído el número de asalariados en la Seguridad Social en 16.021 personas.
• La contratación ha caído en 109.084 personas con respecto a junio de 2012.
• Sin el efecto estacional, el paro registrado ha aumentado en 1000 personas.

La USO está de acuerdo en que el hecho de que el paro registrado haya bajado en 127.248 personas podría ser una buena noticia si supusiera una disminución efectiva de parados, esto es, que esas personas se hubieran incorporado al mercado de trabajo fruto de la reactivación económica y en condiciones de calidad en el empleo. Pero la USO considera que las cifras no deben despistarnos y hacernos creer que estamos en la senda de salida al enorme drama de la falta de oportunidades laborales de España y de las nefastas consecuencias de la reforma laboral en términos de destrucción de puestos de trabajo y precarización de las condiciones laborales de los existentes.

Conviene contextualizar los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo y en este sentido caben las siguientes precisiones:

 

1.- En junio se firmaron 1,18 millones de contratos temporales, un 2,32% menos que en el mismo mes de 2012 pese a la llegada del verano. En cuanto a contratación indefinida, 87.349 contratos, un 48% menos. Referencia clara a que uno de los principales males de nuestro mercado de trabajo, la dualidad, persiste de manera recurrente.

2.- Restando el efecto estacional y en términos absolutos, el paro registrado ha aumentado en casi 1.000 personas.

3.- Tomando la evolución de un año y comparando por tanto los datos con junio de 2012, el paro también ha crecido en 148.411 personas.

4.- La contratación acumulada en los seis primeros meses de 2013 ha alcanzado la cifra de 6.734.946, lo que supone 24.005 contratos menos, un 0,36% menos que en igual periodo del año anterior.

5.- La contratación se ha mantenido en junio en los mismo niveles de 2012, con una ligera disminución del 1,81%.

6.- En cuanto a prestaciones por desempleo, las altas han sido 957.498, un aumento del 3,6% respecto a mayo de 2012.

7.- Disminuyen también los gastos de junio de este año. 2.498 millones de euros, un 3,8% menos que el mismo mes del año anterior lo que es consecuencia de que un número significativo de parados ha agotado la prestación.

Con este panorama la USO insiste en considerar mala la situación laboral en España y a este respecto, el secretario confederal de comunicación del sindicato, José Luís Fernández Santillana, ha puesto el acento en que “para valorar adecuadamente la realidad del mercado laboral hay que esperar a octubre para, descontado el efecto contratación de la campaña de verano, ver los datos de estabilidad o inestabilidad del sistema”. En este sentido, y dado que las cifras del PIB siguen siendo negativas, “mucho nos tememos que se puede producir el indeseado efecto rebote en las cifras totales”.

Por otra parte, la disminución del número de parados registrados unida a la bajada en el número de beneficiarios de prestaciones y la consiguiente disminución del gasto, “explican que hay gente que está saliendo de las estadísticas por jubilaciones y emigración”. Ninguno de estos hechos evidencia elementos positivos sobre nuestro sistema laboral.

La USO vuelve a insistir en lo mismo que ya trasladó la semana pasada al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la entrevista que mantuvo con él su secretario general, Julio Salazar: hay que apostar por políticas de estímulo a la economía productiva para generar empleo. De nada valen planes europeos contra el paro juvenil escasamente dotados, sin que las empresas tengan la necesidad real de contratar por incrementos de la demanda fruto del estímulo del mercado interior y exterior.