Con la Prevención no se juega

Desde USO, a lo largo del mes de abril y con motivo del Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, concentramos la denuncia constante que hacemos a lo largo de todo el año del aumento de la siniestralidad laboral y el ocultamiento de las enfermedades profesionales en nuestro país.

En 2017 fueron 618 los trabajadores y trabajadoras que perdieron la vida en su jornada laboral o en el trayecto de ida o vuelta del trabajo. Con respecto al año 2016, el aumento del número de muertes en el trabajo se cifra en un 4% y vemos con preocupación cómo crecen, en mayor medida, los accidentes graves: un 7% en el pasado año.

Estas terribles cifras se repiten, con un crecimiento constante desde 2013, sin que se produzca un debate social al respecto. Parece que el hecho de que perdamos la vida y la salud en el trabajo esté asumido socialmente. Desde USO exigimos que se incluya la lucha contra la siniestralidad laboral en la agenda política, dentro de las prioridades de las distintas administraciones públicas.

Campaña 28 de Abril
Este año hemos lanzado la campaña “Con la Prevención no se juega”, porque dada la situación de precariedad laboral y recorte en materia de prevención queremos denunciar que con nuestra salud y nuestra vida no se juega y no se debe escatimar gastos en protegerla.

En esta campaña analizamos los factores que están generando que los centros de trabajo sean cada vez más inseguros y lanzamos materiales de apoyo para la acción sindical de los delegados y delegadas de prevención, así como dípticos sobre el papel fundamental de Inspección de Trabajo y de los Institutos de PRL, en la lucha conjunta con los representantes de los trabajadores contra la siniestralidad laboral y por unas condiciones de trabajo más saludables.

No queremos la precarización ni la temporalidad como fórmulas de generación de empleo. No queremos el “ocultamiento” de accidentes y enfermedades como política pública de mejora preventiva. No queremos que quienes sufren daños de origen laboral queden desprotegidos socialmente. No queremos que las cadenas de subcontratación pongan en riesgo a trabajadoras y trabajadores. No queremos que la puja contractual en el mercado de los servicios de prevención ajenos mercadee con el derecho a la protección de la salud. No queremos que quienes prestan servicios para las administraciones públicas o ejecutan sus contratos estén menos protegidos. No queremos que el año 2018 acabe con otro nuevo incremento de la accidentalidad. Es por ello que seguiremos denunciando cada incumplimiento como vía para combatir aquello que atenta gravemente contra los derechos de trabajadoras y trabajadores.

Desde USO queremos un trabajo más digno, más estable, más seguro, más saludable y protegido socialmente, resaltando el rol activo de trabajadoras y trabajadores en este largo camino a recorrer. En consecuencia, y por todo lo anterior, entendemos que es necesario poner en relieve el papel de los delegados y delegadas de prevención para la mejora de las condiciones laborales en los centros de trabajo y para promover actuaciones que en definitiva la hagan más saludable.

¡Porque el trabajo no nos debe costar ni la salud ni la vida! ¡Con la Prevención no se juega!