Inicio de las III Jornadas de Prevención de Riesgos en Galicia

Con la jornada de Orense dedicada a la prevención de los riesgos Psicosociales, han comenzado las III Jornadas de Prevención de Riesgos Laborales que USO Galicia organiza con la colaboración de la Xunta de Galicia, continuando con el objetivo de informar, concienciar y formar que tiene la USO en todo lo relativo a la Seguridad y Salud Laboral. Como en años anteriores se celebran cuatro jornadas, una en cada provincia, dedicadas a los siguientes temas: Riesgos Psicosociales en Orense; Funciones y competencias de los Delegados de Prevención, el 26 de septiembre en Vigo; Infracciones y sanciones en la Prevención de Riesgos Laborales, el 2 de octubre en A Coruña y, por último, la Prevención de Riesgos Laborales en el mundo rural, el 3 de octubre en Lugo.

En la jornada inaugural de Orense, moderada por la Secretaria Confederal de Salud Laboral y Medio Ambiente, Sara García de las Heras, se han tratado varios aspectos sobre la prevención de los Riesgos Psicosociales: desde su tratamiento normativo, a cargo de Cristina Illán prevencionista de NORPREVENCIÓN; su incidencia en la realidad preventiva, de la que ha hablado Fernando Blanco, director de COTA LIMITE, técnico y auditor de Prevención y la exigencia del cumplimiento de la gestión preventiva de carácter psicosocial, de la que ha hablado Rocío de Frutos, Inspectora de Trabajo y Seguridad Social de Orense.

Una de las principales conclusiones a las que se ha llegado es la necesidad de una regulación normativa de los Riesgos Psicosociales que fije que medidas se han tomar para la prevención de los mismos, la obligatoriedad de las evaluaciones específicas, el papel de los representantes de los trabajadores, etc. Este desarrollo normativo facilitaría el trabajo de los prevencionistas, de los delegados de prevención, ayudaría a las empresas a saber cómo actuar, daría herramientas a la Inspección de Trabajo para poder sancionar y requerir el incumplimiento de la norma y, sobre todo, serviría para mejorar el trabajo de prevención de unos riesgos a los que estamos expuestos todos los trabajadores, que tienen importantes consecuencias sobre nuestra salud física y mental.

En el momento actual con el descenso de la inversión en prevención, la falta de evaluación y de actuación sobre estos riesgos, una Reforma Laboral que posibilita cambios unilaterales por parte de la empresa en las condiciones de trabajo y que ha generado más precariedad y desempleo, el miedo a denunciar o coger la baja por parte de los trabajadores que temen ser despedidos o no renovados, la incertidumbre sobre su futuro que padecen los trabajadores ante las reestructuraciones de plantilla y otras muchas situaciones, hacen que los riesgos psicosociales sean los principales y más dañinos a los que los trabajadores estamos expuestos.