Julio Salazar: “no todo vale para salvar el euro y a las instituciones financieras”

Julio Salazar, secretario general confederal de la USO, ha sido contundente al valorar la acción de Bruselas y del gobierno de España en la rueda de prensa de presentación, junto a CC.00 y UGT, de la semana de movilizaciones convocada por la Confederación Europea de Sindicatos, CES, y que culminará en grandes manifestaciones y concentraciones el domingo 16 de junio, bajo el lema, “Por una Europa más democrática y social. Europa necesita una fuerte dimensión social y España un gran consenso por el empleo y la protección social”.

El secretario general de la USO ha puesto el acento en la importancia de la respuesta social y laboral que se va a dar en las calles a unas políticas que, desde Bruselas y sumisamente desde Madrid, están llevando al “deterioro de las condiciones de vida de una gran mayoría social con el único propósito de salvar al euro y al sector financiero”. Julio Salazar ha dejado claro que el Gobierno de Mariano Rajoy tiene que “poner freno al acelerón a fondo que están imprimiendo a las llamadas políticas de ajuste estructural que lo único que están consiguiendo es hundirnos en una espiral recesiva con un paro insoportable y un grave deterioro del modelo social”, al tiempo que las exigencias de la UE aumentan en forma de nuevas vueltas de tuerca y ahogo de los pensionistas y previsible aumento de la carga fiscal”.

Julio Salazar ha hecho un llamamiento a los gobernantes de la UE para que recapaciten y recuperen como prioridad de la acción política la “ tan necesaria dimensión social de Europa”. Precisamente la semana de movilizaciones lo que pretende es influir en los gobiernos de cara a la cumbre del Consejo Europeo que se celebrará los próximos días 27 y 28 de junio. El secretario general de la USO ha emplazado a todos a dejar de actuar al “socaire de los intereses electorales particulares de Alemania”. En definitiva, ha recordado, “se trata de reclamar unas políticas que impulsen el crecimiento y la generación de empleo”

Las prioridades para el conjunto del sindicalismo europeo son:

1.- Por un nuevo ‘Programa de Recuperación Europeo’, indispensable para restaurar el crecimiento sostenible y combatir el desempleo. La UE no se reduce a una zona de libre cambio Su objetivo debe ser el pleno empleo y el progreso económico y social.

2.- Poner fin a los recortes en el gasto público, la protección social y los salarios, porque son injustos, aumentan el desempleo, las desigualdades y la pobreza, y agravan la recesión.

3.- Apostar por un cambio de modelo productivo. Poner fin a una competitividad basada en bajos salarios y condiciones laborales precarias.

4.- Poner el acento en las inversiones para un crecimiento y empleo sostenibles.

5.- Promover el diálogo social y la negociación colectiva en todos los ámbitos.

6.- Por una fiscalidad gradual y redistributiva sobre los ingresos y la riqueza y el fin de los paraísos fiscales, la evasión de impuestos, el fraude fiscal, la corrupción y el trabajo no declarado.

7.- Reforzar las redes de protección social para atender a las personas que peor lo están pasando con la crisis.

8.- Preservar el consenso sobre nuestro sistema público de pensiones.