La Comisión Europea quiere devolver al transporte 50 años atrás recortando derechos laborales

La Comisaria Europea de Transportes, la eslovena Violeta Bulc, va a presentar una propuesta para la modificación del Reglamento 561/2006 que regula los tiempos de conducción y descanso de los conductores profesionales. Este reglamento es fundamental para la salvaguardia de los derechos sociales, laborales y también de la seguridad en las carreteras de toda la UE.

La propuesta de la Comisaría supone un retroceso de 50 años en dichos derechos. Se incrementan de 90 a 168 los límites máximos de conducción; se reducen los descansos semanales obligatorios de 45 horas continuadas a 24 horas; se modifica la pausa en la conducción de 45 minutos continuados, o 15/30, a tres pausas de 15 minutos; se incentiva tener a un conductor durmiendo en una cabina durante 3 o 4 semanas eliminando cualquier posibilidad de conciliar vida familiar y laboral, e impidiendo un adecuado descanso.

Solo en conducción, sin más trabajo como cargas, descargas, mantenimientos, esperas, etc., un conductor va a trabajar con esta propuesta más de 55 horas semanales. Si a ésto le sumamos el resto de trabajos se pueden alcanzar jornadas semanales superiores a las 70 horas, cuando el resto de trabajadores no pueden superar las 40.

Estas modificaciones se hacen siguiendo los criterios de las grandes patronales de transporte y cargadores, obviando las legislaciones que buscan acabar con el dumping social de países como Francia, Bélgica o Alemania. La eurodiputada Paloma López ha realizado una fuerte intervención en el Parlamento Europeo, calificando esta propuesta como una vuelta a la esclavitud.

Desde Plataforma del Transporte en Ruta Todos a Una, de la que forma parte nuestro sindicato, junto con UTAPA, manifestamos nuestro total y absoluto rechazo a un proyecto de modificación vergonzoso en el siglo XXI e instamos a los sectores del transporte afectados a que se unan para estudiar las acciones a tomar de forma conjunta con sindicatos y ETF.