La Concertada vuelve a protestar contra la discriminación y el silencio de la Junta de Extremadura

Los próximos días 13, en Cáceres, y 20, en Badajoz, la Enseñanza Concertada saldrá nuevamente a la calle para manifestarse ante las Delegaciones Provinciales de Educación. La Federación de Enseñanza de USO, sindicato mayoritario del sector en Extremadura, no entiende la sinrazón de la Consejería de Educación por la que lleva más de dos años sin convocar la Mesa de la Concertada, a pesar de las múltiples demandas y protestas del sector, como la que tuvo lugar el pasado 11 de septiembre frente a la Asamblea de Extremadura.

La Consejería de Educación ignora incomprensiblemente las múltiples reivindicaciones que de forma continua se le vienen realizando desde la Enseñanza Concertada: estabilidad en los conciertos, mejoras salariales y laborales, adecuada dotación de medios, etc.

La Federación de Enseñanza de USO denuncia que los trabajadores de la Concertada y las familias que escolarizan allí a sus hijos sufren discriminación por el escaso reconocimiento de la Administración a la labor educativa y social que la Concertada lleva a cabo desde hace muchos años en Extremadura y en beneficio de todos los extremeños.

La ley establece que la educación es un servicio público que se imparte por los centros públicos y concertados (LOE). El alumnado tiene que recibir la misma calidad educativa en todos los centros sostenidos con fondos públicos, con independencia de su titularidad pública o privada, en condiciones de igual gratuidad. Por este motivo, hay que dotar a todos los centros sostenidos con fondos públicos de los mismos recursos materiales y humanos para no perjudicar a su alumnado.

Desde FEUSO Extremadura reclamamos a la Administración un diálogo activo y constructivo para que se atiendan las justas peticiones que desde la Enseñanza Concertada venimos solicitando insistentemente, con el deseo de que se fomente un sistema escolar plural en el que convivan con naturalidad los centros públicos, concertados y privados.