La deflación llega a las economías regionales más expuestas a la pérdida de empleo

Los precios de septiembre se quedan a las puertas de la subida 0 por la bajada de la electricidad y los combustibles con respecto al año pasado, “lo que es en sí una buena noticia para las carteras de todos nosotros, sobre todo por la tendencia a la baja que mantiene la energía y que esperamos que siga durante el invierno”, explica Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

Sin embargo, “estos leves alivios para las economías familiares esconden una realidad envenenada, y es, mes tras mes, la constatación de que estamos a las puertas de una recesión, mientras seguimos viendo cómo nuestros dirigentes organizan una nueva ruta turística por España, de fotos y apretones de manos, en lugar de estar legislando en el Congreso”, continúa Estévez.

“Analizando por comunidades autónomas, comprobamos que la deflación ha llegado ya a varias de nuestras economías regionales, como Asturias, Extremadura, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Galicia, Andalucía, Región de Murcia, y Ceuta y Melilla. El mes pasado ya las ciudades autónomas y Asturias avisaban de esta tendencia. Justo estas comunidades son las más expuestas a empeorar sus datos de empleo, y una bajada en los precios lo que indica es precisamente un retraimiento del consumo y una amenaza de destrucción de puestos de trabajo”, concluye la secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales.

NdP USO IPC septiembre 2019