La evolución de los precios en el primer semestre de 2016 refleja una economía débil y estacional

  • Desde USO reclamamos el alza de los salarios y la creación de empleo de calidad, la subida del SMI y la puesta en marcha de una Renta Social Mínima

La subida de los carburantes y lubricantes y la electricidad, así como la menor bajada de los precios del gas durante el mes de junio han propiciado que el Índice de Precios de Consumo suba dos décimas, situándose en el -0,8%. La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) disminuye una décima hasta el 0,6%.

La Unión Sindical Obrera considera que la evolución de los precios en el primer semestre del año refleja una economía débil y estacional que no sienta las bases para recuperar la economía española.

Los salarios continúan prácticamente estancados o a la baja, la creación de empleo temporal y precario es cada vez mayor y la desigualdad social sigue en aumento. Éstos son los resultados que las políticas desarrolladas están teniendo en realidad.

Ante esta realidad, desde USO continuamos exigiendo el alza de los salarios, la subida del SMI, la puesta en marcha de una Renta Social Mínima, contra la exclusión social y la pobreza, para que los tímidos repuntes económicos se trasladen a la economía real, a los trabajadores, desempleados y a las familias, para revitalizar el consumo y paliar los efectos que la crisis ha provocado en la economía de las familias españolas.