Las prescripciones del FMI para el mercado de trabajo condenan a los trabajadores a peores empleos

El Nuevo informe de la CSI rompe los mitos económicos que sustentan las reformas laborales

Los consejos para el mercado de trabajo del FMI, en su calidad de parte de la Troika, socava la democracia y corre el riesgo de imponer una dictadura económica en toda Europa y más allá, advirtió la Confederación Sindical Internacional (CSI), al tiempo que creará más divisiones y conflictos sociales sin redituar ningún beneficio económico.

El informe Nuevos Frentes de la CSI de 2013, “Ideología sin justificación económica: Ataques del FMI a la negociación colectiva”, se publica la víspera de las reuniones de primavera del FMI en un momento en que los extremos niveles de desempleo y el aumento de la desigualdad continúan predominando en la economía mundial.

 

Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, señaló que el nuevo informe proporciona pruebas empíricas que demuestran que no hay justificación económica sólida para arremeter contra los derechos de los trabajadores y las trabajadoras provocando un impacto devastador en las familias, las comunidades y las economías.   “La economía mundial no es hoy más segura de lo que era hace cinco años. Las instituciones internacionales no regulan la codicia ni previenen la próxima crisis bancaria.

“Los instrumentos de distribución de la riqueza tales como la negociación colectiva están siendo suprimidos, aun cuando se ha demostrado que los países con sindicatos fuertes, una alta cobertura de negociación colectiva y sistemas de negociación sincronizados presentan claras ventajas económicas.  

“La aplicación de las reformas del mercado laboral y el debilitamiento de las instituciones de protección del mercado de trabajo en un momento en que la demanda de mano de obra ha disminuido tanto y existe ya un gran desempleo no conseguirá sino condenar a un número mucho más importante de trabajadores y trabajadoras a engrosar las filas de los desempleados”, afirmó Sharan Burrow.