LSB-USO Euskadi convoca 13 jornadas de huelga en el servicio de ayuda a domicilio de Bizkaia

Tras meses de movilizaciones y con unas patronales enrocadas en el inmovilismo, LSB-USO Euskadi ha convocado a las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio de Bizkaia a trece jornadas de huelga, para dar a conocer la situación de deterioro del servicio y exigir mejoras, en el plano asistencial y laboral. Los días de paro serán el 26 y 29 de octubre; 22, 23, 26 y 27 de noviembre; y 24, 26, 27, 28, 29, 30 y 31 de diciembre.

Desde LSB-USO Euskadi denunciamos la reducción de las horas de prestación del servicio, mientras las funciones a realizar aumentan, dándose con ello un claro empeoramiento en la calidad del servicio.

En cuanto al plano laboral, las trabajadoras llevan soportando más de 5 años de congelación salarial y pérdida de derechos laborales, dándose una alta temporalidad y muchas jornadas parciales, e incluso una flexibilidad cada vez mayor que impide conciliar vida laboral y personal.

Las trabajadoras del SAD solicitan a las instituciones públicas que se apueste por la contratación socialmente responsable, estableciendo precio-hora mínimos, garantizando horas de servicio y subrogando a la plantilla.

Desde hace meses las trabajadoras han venido realizando paros parciales y diferentes movilizaciones, además de haber impulsado diversas mociones en los principales ayuntamientos vizcaínos, en las que se tomaron compromisos para mejorar el servicio y las condiciones laborales que, a día de hoy, no se han cumplido, entre las que se encuentra la inclusión en los pliegos de condiciones de la subrogación de las trabajadoras y de las horas necesarias de servicio para garantizar las jornadas; una dotación presupuestaria mayor, etc.

Las patronales del sector son responsables directas en la devaluación de las condiciones de trabajo de la plantilla de ayuda a domicilio, mientras obtienen enormes beneficios con dinero público. En las reuniones que se han llevado a cabo para renovar el convenio no han mostrado la más mínima voluntad de acuerdo. Hace más de un año desde la última mesa de negociación y en este tiempo su actitud ha sido completamente inmovilista.

Las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio de Bizkaia apuestan firme en su lucha por unas condiciones laborales que garanticen la prestación de este servicio fundamental de una manera digna y de calidad.