Prosiguen las negociaciones del ERE en Indra

Continúan las negociaciones del ERE en Indra. Tras la última reunión, la empresa comunicó que aceptaría las adscripciones voluntarias al proceso de despido colectivo, supeditando este punto a la firma de un acuerdo con la representación sindical. Así lo aseguró en la quinta reunión que tuvo lugar en el día de ayer, al presentar a los sindicatos una modificación de la oferta inicial que incluiría 50 recolocaciones en empresas del grupo y una rebaja salarial del 20% para un colectivo de 150 trabajadores, manteniendo las condiciones económicas presentadas en su oferta presentada el día 14 de julio.

En caso de no alcanzarse un acuerdo, que debería producirse en todo caso antes del día 6 de agosto, la empresa no se sentiría en la obligación de aceptar la voluntariedad, así como de aplicar las condiciones que considere convenientes en su momento, sin tener que atenerse a las ofertas presentadas por su parte. Podría, por tanto, aplicar las condiciones que marca la ley en estos casos, que indican una indemnización mínima de 20 días por año trabajado, hasta cubrir un máximo de 12 mensualidades.

Durante la mañana, el equipo de consultores responsable de la elaboración del informe económico en el que la empresa basa la necesidad del proceso de despido colectivo, presentó a los representantes de los trabajadores, apoyados por los economistas de cada uno de los sindicatos, los detalles de dicho estudio, poniéndose posteriormente a disposición de la parte sindical para responder a todas las dudas que quisieran plantearles.

Desde USO valoramos positivamente el paso dado por la empresa, si bien lo consideramos a todas luces insuficiente. Además, durante la presentación del informe económico, los representantes de USO hicieron llegar a la empresa la desconfianza que le provocan las cuentas presentadas por Indra, puesto que toman como base cifras no recurrentes. En este sentido, consideramos que la situación de Indra es reversible y no puede ser tomada como base para aplicar una medida de la índole y la gravedad de un despido colectivo, que afecta a 1.850 trabajadores y trabajadoras.

La próxima reunión tendrá lugar el martes, 28 de julio, a las 12:00 horas.