Tras cuatro años de Reforma Laboral, se confirma el estancamiento de la negociación colectiva

En los dos primeros meses de 2016, se han firmado 37 convenios colectivos, de los cuales 28 son de empresa y 9 de ámbito superior a la empresa. También se han registrado en febrero convenios firmados en años anteriores (124 firmados en 2015 y 7 en años anteriores).

Al encontrarnos a principio de año, el ritmo de negociación colectiva no es aún un indicador que nos proporcione información relevante, pero lo que sí se puede afirmar es que desde 2013, el ritmo de la negociación colectiva se ha visto reducida al pasar de 2.502 convenios en 2013, a los 1847 de 2014 o los 1.380 registrados en 2015. El ataque frontal a la negociación colectiva aprobado en la reforma laboral está dando sus frutos: la atomización y debilitamiento de la negociación al dar prioridad a los convenios de empresa; la limitación de la ultraactividad y la pérdida de fuerza vinculante de los convenios colectivos hacen que cada vez haya menos convenios firmados y menos trabajadores y trabajadoras vinculados a ellos, con la inseguridad que ello conlleva.

La Estadística de Convenios Colectivos de Trabajo a febrero de 2016, ha fijado la variación salarial media pactada en el 1,13%, teniendo en cuenta 1.004 convenios (30 firmados en 2016 y 974 firmados en años anteriores) que afectan a 351.192 empresas y 3,5 millones de trabajadores. Sin embargo destacamos que esa variación salarial en los convenios de empresa registrados en estos meses de 2016 ha quedado en el 0,69%.

Esta variación salarial media queda aún lejos del incremento salarial acordado en el III AENC, que lo fija en “hasta el 1,5%”, así como la fijada para 2015, en “hasta el 1%”, que finalmente quedó en el 0,74% en los convenios firmados. Se perpetúa la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, unido a un deterioro continuado de las condiciones de trabajo y la calidad del empleo. Problemas que un acuerdo propagandístico y vacío de contenido como el III AENC no va a solucionar.

La jornada media pactada se ha situado en 1.756,9 horas al año por trabajador, siendo más elevada las que se efectúan por los convenios de ámbito superior a la empresa en 43,7 horas anuales respecto de los convenios de empresa.

En estos dos primeros meses, se han registrado 321 inaplicaciones que afectan a 5.177 trabajadores, de los que el 66,9% se concentra en el sector Servicios. El 47,4% de los trabajadores afectados y el 88,3% de las empresas en que se presentan inaplicaciones corresponden a plantillas entre 1 y 49 trabajadores. El 93,8% de las inaplicaciones de convenio se refieren al descuelgue de la cuantía salarial pactada en convenio. Continúa así la tendencia, marcada en 2014, de descuelgues en el sector servicios -sector muy precarizado- y que se dan en mayor medida en empresas de menos de 50 trabajadores.